QUE ES "ESCUELA DE VIDA"
escuela de vida  
  MANUAL DE ENTRENAMIENTO AUTÓGENO
  ANGELES
  HOME
  CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD
  LA BIBLIA EN VERSOS POR PePe ARIAS
  ESCUELA DE VIDA
  JOSÉ DE ARIAS MARTÍNEZ (PEPE ARIAS)
  MEJORES RESPUESTAS DE PePe EN YR I
  PINTURA
  REFLEXIONES SOBRE LA VIDA
  B-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  POEMAS DE ROSEANA MURRAY
  ENTRENAMIENTO AUTÓGENO
  ARTICULOS
  CURSO "ONLINE" DE AUTO-HIPNOSIS
  C-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  CATEDRALES
  EFT
  REIKI
  INCREIBLES IMÁGENES
  NIÑOS ÍNDIGO Y CRISTAL
  MENSAJES CORTOS PARA CADA DÍA
  NOVELAS DE PePe Arias (José de Arias Martínez)
  A-POEMAS DE PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  EL MUNDO DE LA FLOR
  EL SECRETO
  MANDALAS
  POEMAS CORTOS DE PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  D-POEMAS DE PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  E-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  I-MENSAJES DE ÉXITO
  II-MENSAJES DE ÉXITO
  SELECCIÓN DE POEMAS DE PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  I-MANUAL DE UN TROVADOR (Parte I y II)
  II-MANUAL DE UN TROVADOR (Parte III y IV)
  500 Y UN TANGO 1 DE PEPE ARIAS (JOSÉ DE ARIAS MARTÍNEZ
  500 Y UN TANGO 2 DE JOSÉ DE ARIAS MARTÍNEZ
  500 Y UN TANGO 3 DE JOSÉ DE ARIAS MARTÍNEZ
  F-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  G-POEMAS PEPE ARIAS José de Arias Martínez)
  H-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  I-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  J-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  K-POEMAS PEPE ARIAS (José de Arias Martínez)
  L-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  M-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  N-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  O-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  P-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  Q-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  R-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martinez)
  S-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  T-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  U-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  V-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  W-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  X-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  Y-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  Z-POEMAS PePe ARIAS (José de Arias Martínez))
  SONETOS PePe ARIAS (José de Arias Martínez)
  POEMAS DEL CIELO de PePe Arias (José de Arias Martínez)
  PUESTAS DE SOL
  PROYECTO ESPERANZA
  AGUA DE MAR
  NUEVA MEDICINA GERMÁNICA
  EL CÁNCER DESDE LA PERSPECTIVA DE LA NUEVA MEDICINA
  CURSOS Y TALLERES
  ENTREVISTA A JOSÉ DE ARIAS MARTÍNEZ
  FOTOSÍNTESIS HUMANA*ENERGÍA LIBRE
  EPIGENÉTICA
NUEVA MEDICINA GERMÁNICA

 


 

 

 

         La Nueva Medicina Germánica


La Nueva Medicina Germánica (GNM) está basada en los descubrimientos del Doctor en Medicina Ryke Geerd Hamer, M.D.

 

El Dr. Hamer recibió su grado médico en 1961 por la Universidad de Tübingen, Alemania. Esta especializado en Medicina Interna y ejerció en diferentes clínicas universitarias en Alemania. El Dr. Hamer también ejerció práctica médica junto con su esposa, Sigrid. Juntos criaron a cuatro niños.

El 18 de Agosto de 1978 fue, en las propias palabras del Dr. Hamer, el día más oscuro de su vida. En ese día, el Dr. Hamer recibió la impactante noticia de que su hijo mayor, Dirk, había sido herido de bala accidentalmente. Dirk falleció cuatro meses después en los brazos de su padre.

Poco después de la muerte de Dirk, al Dr. Hamer le fue diagnosticado un cáncer testicular. Debido a que él nunca había estado seriamente enfermo, asumió inmediatamente que el desarrollo de su cáncer podría estar directamente relacionado con la trágica pérdida de su hijo.

La muerte de Dirk y su propia experiencia con el cáncer, llevaron al Dr. Hamer a un viaje científico extraordinario. En aquel tiempo siendo internista en jefe de una clínica oncológica alemana, el Dr. Hamer comenzó a investigar las historias de sus pacientes y pronto aprendió que, como él, todos ellos habían sufrido un estrés emocional inesperado previo al desarrollo de sus cánceres.

 

Pero llevó su investigación aún más lejos. Sobre la base de que todos los eventos corporales son controlados desde el cerebro, analizó los escáneres cerebrales de sus pacientes y los comparó con sus registros médicos. Ésta fue una aproximación enteramente nueva. Hasta ese entonces, ningún estudio había examinado el origen de la enfermedad en el cerebro y el rol de éste como mediador entre nuestras emociones y un órgano enfermo.

Lo que descubrió el Dr. Hamer fue asombroso. Encontró que cuando sufrimos un estrés emocional inesperado, como una separación no prevista, la pérdida de un ser amado, o preocupaciones o enojos repentinos, el cerebro acciona un programa de emergencia biológico para responder al impacto del conflicto exacto que se esta experimentando.

 

Él estableció que en el preciso momento en que ocurre el conflicto, el choque impacta un área específica del cerebro provocando una lesión que es visible en un escáner cerebral como un grupo de anillos concéntricos definidos (ver imagen). Con el impacto, el choque es comunicado al órgano correspondiente. Que el órgano responda al conflicto con el desarrollo de un tumor (cáncer), una condición cardiaca, o pérdida de tejido como la observada en la osteoporosis o las úlceras del estómago, esta determinado por el tipo exacto de estrés emocional.

Tomemos por ejemplo al cáncer de colon: El conflicto biológico ligado a nuestro intestino es, como lo llama el Dr. Hamer, un ”conflicto de bocado indigerible“. Los animales experimentan estos conflictos de bocado en términos reales, cuando, por ejemplo, un pedazo de comida se atora en el canal intestinal. En respuesta a esta potencial situación de amenaza a la vida, las células intestinales comienzan a multiplicarse inmediatamente. El propósito biológico del aumento celular es producir más jugos digestivos, para que el pedazo de comida pueda ser destruido y pueda pasar.

 

Los humanos heredamos este programa de respuesta biológica.

 

Para nosotros, un ”bocado indigerible“ se puede traducir en un insulto, un divorcio difícil, una pelea sobre dinero o alguna propiedad, o un caso en la corte que no podemos ”digerir“. El Dr. Hamer encontró que cuando experimentamos tal conflicto ”indigerible“, se inicia el mismo proceso de proliferación celular, controlado desde la parte del cerebro que controla nuestro colon. El tiempo que una persona permanezca estresada debido al ”tema indigerible“, las células seguirán multiplicándose, formando lo que es llamado un tumor del colon.

 

La medicina convencional interpreta estas células adicionales como ”malignas“. Basado en miles de estudios de caso, el Dr. Hamer muestra cómo estas células adicionales (el tumor), son lo que podríamos llamar ”células desechables“ que son solo útiles por el tiempo requerido. En el momento en que el ”bocado indigerible“ puede ser digerido, las células superfluas no se necesitan más.

El Dr. Hamer también descubrió que cada ”enfermedad“ se lleva a cabo en dos fases. Durante la primera, la fase activa del conflicto, nos sentimos mental y emocionalmente estresados. Típicamente, estamos totalmente preocupados por lo que ha ocurrido, tenemos las extremidades frías, poco apetito, sufrimos alteraciones en el sueño, y perdemos peso. Si resolvemos el conflicto, entramos en la fase de curación, durante la cual la psique, el cerebro y el órgano afectado pasan por una fase de recuperación.

 

Debido a que la medicina convencional falla en reconocer el patrón bifásico de cada enfermedad, muchos de los síntomas de la fase de reparación tales como inflamaciones, fiebre, aumento de volumen doloroso, pus, descarga, sangrado en las heces, la orina o el esputo (particularmente cuando el crecimiento canceroso es degradado), o infecciones, son clasificadas como enfermedades a pesar de que son, de hecho, manifestaciones del proceso natural de curación.

Los aspectos terapéuticos de la GNM son múltiples. El primer paso es determinar si la persona se encuentra todavía en el conflicto activo o si ya esta sanando. Si se encuentra todavía en la fase activa, el objetivo es identificar el conflicto original, desarrollar una estrategia para resolver el conflicto, y preparar al paciente para los síntomas de curación. Durante la fase de curación es importante dar apoyo psicológico al paciente y si es necesario, médicamente. Pero sobre todo, es esencial entender la naturaleza de los síntomas.

 

Porque el entender cada síntoma en su contexto biológico y biográfico, permite liberarnos del pánico y del miedo que a menudo son disparados con el inicio de una enfermedad.

La investigación del Dr. Hamer desbarata radicalmente la doctrina central de la medicina convencional, la cual dice que las enfermedades son el resultado del mal funcionamiento del organismo. Al proveer evidencia científica clara de que las enfermedades, como el cáncer, no ocurren al azar, sino como resultado de programas de supervivencia que han sido practicados exitosamente por millones de años de evolución, el Dr. Hamer echa por tierra a la medicina convencional (incluyendo a la industria médica) desde su esencia.

 

Con la GNM, preguntas como ”¿Por qué a mi?“ ó ”¿Por qué cáncer?“ no son más un misterio. Y así como otros ”herejes médicos“, el Dr. Hamer está pagando el precio por cuestionar el viejo dogma.

En 1981, el Dr. Hamer presentó sus descubrimientos a la Facultad de Medicina de la Universidad de Tübingen como tesis pos doctoral. Pero hasta el día de hoy, la Universidad ha rehusado probar la investigación del Dr. Hamer a pesar de su obligación legal a hacerlo. Éste es un caso sin precedentes en la historia de las universidades. Similarmente, la medicina oficial rehúsa aprobar sus descubrimientos a pesar de 28 verificaciones realizadas por parte tanto de médicos como de asociaciones profesionales.

Poco después de que el Dr. Hamer hubo entregado su tesis, le fue dado el ultimátum de renegar de sus descubrimientos o ver revocado su contrato con la clínica universitaria. Fue extremadamente difícil para él, entender porqué estaba siendo expulsado por presentar descubrimientos científicos bien fundamentados. Después de su expulsión, se retiró a su práctica privada donde continuó con su investigación. Varios intentos por abrir una clínica privada fallaron debido a esfuerzos concertados para oponérsele.

En 1986, a pesar de que su trabajo científico nunca había sido desaprobado, al Dr. Hamer le fue retirada su licencia médica sobre la base de que rehusó conformarse con los principios de la medicina convencional. Pero estuvo determinado a continuar su trabajo. Para 1987 fue capaz de expandir su descubrimiento a prácticamente todas las enfermedades conocidas en la medicina. En 1997, el Dr. Hamer fue exiliado a España, donde continúa investigando. Hasta ahora, ha sido capaz de confirmar sus descubrimientos originales con más de 40.000 estudios de caso.


El Dr. Hamer ha sido perseguido e intimidado por más de 20 años. La prensa y la medicina establecida no paran de difamar al Dr. Hamer y su trabajo. Es retratado como charlatán, como curador milagroso auto proclamado, como líder de culto, o como criminal demente quien niega a los pacientes con cáncer los tratamientos convencionales (particularmente la Quimioterapia).

 

Pero tiene que mencionarse, que contrario a la medicina convencional, la GNM ha documentado un índice de éxito del 92%. Irónicamente, estas estadísticas del notable éxito del Dr. Hamer fueron entregadas por las mismas autoridades. Cuando el Dr. Hamer fue arrestado en 1997 (¡por haber dado consejo médico a tres personas sin una licencia médica!), la policía buscó sus expedientes de pacientes.

 

Subsecuentemente, un fiscal público fue forzado a admitir durante el juicio que, después de 5 años, 6,000 de 6,500 pacientes la mayoría con cáncer ”terminal“ se encontraban aún vivos. – De Septiembre del 2004 a Febrero del 2006 el Dr. Hamer fue encarcelado en una prisión francesa, porque supuestamente, gente (a quien nunca conoció) sufrió daños debido a su GNM ó a sus publicaciones.

Mientras los representantes oficiales de la medicina rehúsen reconocer los descubrimientos del Dr. Hamer, tenemos que arreglárnosla por nuestra cuenta para aprender este novedoso y completamente distinto paradigma médico.

 

 




Las Cinco Leyes Biológicas
 


Primera Ley Biológica
La Ley Férrea del Cáncer

© Dr. en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer


EL PRIMER CRITERIO

Todo cáncer ó enfermedad equivalente al cáncer se origina de un SDH (Síndrome de Dirk Hamer), que es un choque serio, agudo, altamente dramático y vivido en soledad, que toma al individuo de manera completamente inesperada. El choque del conflicto ocurre simultáneamente en la psique, el cerebro y en el órgano correspondiente.

Un SDH puede ser accionado, por ejemplo, por la pérdida inesperada de un ser querido, por una separación no prevista, por un diagnóstico o pronóstico para el cual uno no está preparado, por un pánico repentino a la muerte, por un enojo o preocupación inesperada, por un sentimiento repentino de abandono (emocional, mental ó físico), o por un temor o amenaza inesperada.

Inmediatamente, el choque del conflicto interrumpe las funciones biológicas normales del organismo. Para poder manejar el evento, el cerebro activa instantáneamente un Programa Biológico Especial y Significativo creado para contender exactamente con esa situación en particular.

 

En el momento que ocurre el SDH el organismo completo se mantiene ocupado.

  • Nivel Psíquico: Psicológicamente, experimentamos estrés emocional y mental.
     

  • Nivel Cerebral: En el momento justo de un SDH el choque de conflicto alcanza un área específica en el cerebro, provocando una lesión que es claramente visible en una tomografía computarizada del cerebro (TC) como un grupo de anillos concéntricos nítidos. Tal lesión anular es llamada Foco de Hamer (Alemán: Hamerschen Herd - HH; de hecho, el término fue acuñado por los oponentes del Dr. Hamer quienes de manera burlona llamaron a dichas formaciones anulares "los dudosos Focos de Hamer“).

Antes de que el Dr. Hamer identificara estas lesiones anulares en el cerebro, los radiólogos los consideraban como artefactos creados por una falla en la máquina. Pero Siemens, un fabricante de equipos de tomografía computarizada certificó que estas lesiones objetivas no pueden ser artefactos porque aún cuando la tomografía es repetida y tomada desde diferentes ángulos, la misma formación anular aparece siempre en el mismo lugar.

 

La localización exacta del Foco de Hamer está determinada por la naturaleza del conflicto – ver Leyendo el Cerebro.

Ejemplo: un conflicto de separación impacta siempre la corteza sensorial (ver la imagen de arriba). El tamaño de la lesión esta determinada por la intensidad y duración del conflicto.

¿Por qué conflictos específicos impactan siempre un área definida en el cerebro?

 

En el curso de la evolución del cerebro, cada área cerebral fue programada con un programa biológico especial de respuesta, permitiéndole a un organismo combatir una situación inesperada de emergencia. Podemos imaginar tal sitio del cerebro como un conglomerado de neuronas que son receptores y transmisores al mismo tiempo. En el momento en que el choque de conflicto ocurre, las neuronas reciben la confirmación del contenido del conflicto para las que están programadas y entonces transmiten una señal bioquímica a las células del cuerpo correspondientes. La relación entre el choque de conflicto, el área del cerebro y el órgano es siempre inequívoca.

  • Nivel del Órgano: El que el órgano responda al choque de conflicto en forma de multiplicación celular (crecimiento tumoral), decremento celular (osteolisis, necrosis, ulceración) o de interrupción funcional (las llamadas enfermedades equivalentes al cáncer tales cómo diabetes, parálisis motoras, daño visual o auditivo) depende de qué capa cerebral reciba el choque y del tipo de tejido involucrado (endodermo, mesodermo, ectodermo).

Para cada tipo de conflicto hay un tipo específico de enfermedad y un área específica del cerebro desde la que los procesos son controlados.



EL SEGUNDO CRITERIO

En el momento de un SDH, el (los) contenido(s) del conflicto determina(n) la localización del Foco de Hamer (HH) en el cerebro y la localización del cáncer o enfermedad equivalente al cáncer en el órgano.

El contenido del conflicto se determina en el momento que el choque de conflicto ocurre. En el momento preciso del incidente, nuestro subconsciente asocia un cierto tema de conflicto biológico tal como territorio, hambre, ó pánico a la muerte con el evento. Luego entonces, es nuestro sentimiento subjetivo detrás del conflicto el que determina qué parte del cerebro recibirá el choque de conflicto y consecuentemente qué órgano o tejido se afectará.

 

Lo que una persona puede experimentar como un conflicto de separación, puede ser experimentado de manera muy distinta por otra persona. Incluso para una tercera persona el evento puede ser totalmente irrelevante. Más aún, un solo SDH puede impactar más de un área cerebral, dando como resultado múltiples manifestaciones de enfermedad con lesiones correspondientes en las partes del cerebro (metástasis).

 

Ejemplo: Si un hombre pierde su negocio de manera inesperada y el banco toma todos sus bienes, puede desarrollar angina de pecho (como resultado de un conflicto de pérdida de territorio), cáncer de hígado (como resultado de un conflicto de morirse de hambre) y cáncer de hueso (como resultado de un conflicto de auto devaluación), todos al mismo tiempo.

Los conflictos biológicos son muy diferentes de los problemas psicológicos o de las situaciones de estrés de cada día. Los problemas psicológicos para los cuales tenemos tiempo de prepararnos (aún si es solo por unos segundos) no dejan marca en el cerebro y consecuentemente no causan enfermedad.

 

Desde luego, un cierto problema psicológico puede predisponer a una persona a ser más susceptible a un tipo particular de choque de conflicto.



EL TERCER CRITERIO

El desarrollo del conflicto determina el desarrollo exacto del Foco de Hamer (HH) en el cerebro así como el desarrollo exacto del cáncer o la enfermedad equivalente al cáncer en el órgano.

El desarrollo en los tres niveles – la psique, el cerebro y el órgano – se lleva a cabo siempre de manera sincronizada. Conforme avanza el conflicto, ambas, la lesión en el cerebro y la alteración en el órgano por ejemplo un crecimiento tumoral, progresan. Tan pronto como hay estancamiento en un nivel, el desarrollo en los otros dos niveles disminuye.


LATERALIDAD
Debido a que el cerebro desempeña un papel tan decisivo en resolver cada situación, la lateralidad tiene que ser tomada en cuenta siempre. Nuestra lateralidad manual determina en qué lado del cerebro se impacta el conflicto y qué parte del cuerpo estará afectada. Por lo tanto en la terapia de la GNM, determinar la lateralidad del paciente es muy importante.

Una persona diestra responde a un conflicto con su madre o hijo con la parte izquierda del cuerpo y a un conflicto con una pareja (cualquiera excepto la madre o el hijo) con el lado derecho. Esto es al revés en la gente zurda.

 

Ejemplo: si una mujer diestra de repente se preocupa por la salud de su hijo, su seno izquierdo se afectará. En un escáner cerebral, la lesión correspondiente (Foco de Hamer) se encontrará en el hemisferio derecho, en la parte del cerebro que controla el tejido glandular mamario del seno izquierdo (Artículo Cáncer de Mama mas abajo ).

Siempre hay una correlación cruzada del cerebro con el órgano.

Estas reglas solo son aplicables al cerebelo y al cerebro (diagrama). En el tallo cerebral, la parte más antigua del cerebro la lateralidad es insignificante.

La lateralidad manual puede ser fácilmente establecida con la prueba del aplauso. La mano que está por arriba es la mano principal y revela si la persona es diestra o zurda.

 




La Segunda Ley Biológica
La Ley de las Dos Fases de todas las Enfermedades

© Dr. en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer

Cada enfermedad se desarrolla en dos fases siempre que exista solución del conflicto.

NORMOTONIA es el estado de nuestro ritmo normal día-noche. Como se muestra en la figura de arriba, la "simpaticotonía" se alterna con la "vagotonía" (podríamos traducir vagotonía por cansancio o reposo continuo). Los términos se refieren a nuestro Sistema Nervioso Autónomo (SNA) el cual controla las funciones vegetativas tales como el ritmo cardiaco o la digestión.

 

Durante el día nuestro organismo se encuentra en un tono de estrés simpático tónico ("lucha o huida"), mientras en el sueño se encuentra en un tono de descanso vago tónico ("descanso y digestión").



LA FASE ACTIVA DEL CONFLICTO (fase-ca)

Un conflicto inesperado ó SDH interrumpe inmediatamente el ritmo normal día-noche e inicia la fase activa del conflicto. El choque dispara el inicio de un Programa Biológico Especial y Significativo que permite al organismo (psique, cerebro y órgano) incrementar el funcionamiento diario y enfocarse de lleno en contender con la situación imprevista.

 

  • Nivel Psíquico:

    La fase activa del conflicto es experimentada como estrés emocional y ocupación mental constante sobre el conflicto. (Medidas Terapéuticas en el Nivel Psíquico durante la fase activa del conflicto Hacer clic aquí.)
     

  • Nivel Vegetativo:

    Durante la fase activa del conflicto el sistema nervioso se encuentra en simpaticotonía constante, una extensión del ritmo del día. Insomnio, falta de apetito, pérdida de peso, ritmo cardiaco acelerado, presión sanguínea elevada, disminución del azúcar en la sangre, o nausea son los síntomas típicos de la fase AC.

     

    A esta fase se le llama también fase FRIA, porque durante el estrés los vasos sanguíneos se constriñen dando como resultado manos y pies fríos, temblores, escalofríos, piel y sudores fríos. Desde un punto de vista biológico, el tono de estrés prolongado, particularmente las horas extras en vigilia y la preocupación por el conflicto, generan condiciones ideales para resolverlo.
     

  • Nivel Cerebral:

    La lesión en el cerebro ó Foco de Hamer aparece en un escáner cerebral como un grupo de anillos objetivos definidos. La localización de la lesión está determinada por la naturaleza exacta del conflicto; el tamaño, por la intensidad y duración del conflicto (masa del conflicto). (Medidas Terapéuticas en el Nivel Cerebral durante la fase activa del conflicto. Hacer clic aquí.)
     

  • Nivel del órgano:

    Los órganos dirigidos por el cerebro antiguo (tallo cerebral y cerebelo) tales como el colon, los pulmones, el hígado, o las glándulas mamarias muestran multiplicación celular (crecimiento tumoral); Los órganos que son dirigidos desde el cerebro (médula cerebral y corteza cerebral) tales como los huesos, los nódulos linfáticos, los bronquios, o el cérvix, muestran decremento celular en forma de osteolisis, necrosis ó ulceración (diagrama mas abajo ).

Si NO HAY SOLUCIÓN DEL CONFLICTO el individuo permanece en la primera fase de estrés activa del conflicto. Si la actividad del conflicto es muy intensa y permanece por un periodo muy prolongado de tiempo, la condición puede ser mortal. Desde luego, el individuo no muere por un tumor, sino de agotamiento como resultado de perder energía, peso y sueño.

 

Completamente estresado, el individuo se desgasta por completo y eventualmente muere por debilidad.



CONFLICTO PENDIENTE

Si no somos capaces de resolver el conflicto o si no se puede alcanzar una solución viable, Ej. no podemos dejar nuestro trabajo o una relación triste, tenemos la oportunidad de degradar conscientemente el conflicto ya sea de manera intelectual, psicológica o espiritual. Degradando el conflicto disminuimos su intensidad y consecuentemente los síntomas tanto a nivel cerebral como en el órgano.

 

Podemos vivir con dicho conflicto reducido hasta una edad avanzada, por ejemplo, con un tumor en el colon, siempre y cuando no cause ninguna obstrucción mecánica ó que no esté involucrado un órgano productor de hormonas como por ejemplo la tiroides. Pero tenemos que tener en mente que transformar un conflicto en un conflicto pendiente solo puede representar una segunda mejor alternativa porque la curación solo se puede lograr cuando el conflicto se resuelve por completo.

El Objetivo de la Terapia en la Nueva Medicina Germánica es identificar el SDH original y encontrar una solución al conflicto que sea tan real y práctica como sea posible. Por ejemplo, un hombre que pierde su negocio y sufre una pérdida de territorio debe encontrar una nueva ocupación; el choque provocado por un inesperado y temprano retiro laboral puede ser resuelto estableciendo un nuevo dominio como el unirse a un club o realizar un pasatiempo descuidado. Tan pronto como el conflicto es resuelto, la curación sigue su curso natural. (Medidas Terapéuticas en el Nivel Psíquico durante la fase activa del conflicto Hacer clic aquí.)

CL - CONFLICTOLISIS – la solución del conflicto es el punto crucial que inicia la fase de curación. Como la fase activa del conflicto, el progreso de la fase de curación se lleva a cabo de manera sincrónica en los tres niveles.



LA FASE DE CURACIÓN (Fase-pcl; pcl=pos-conflictolisis)

  • Nivel Psíquico:

    La solución del conflicto viene acompañada de un sentimiento de gran alivio. (Medidas Terapéuticas en el Nivel Psíquico durante la fase de Curación Hacer clic aquí.)

     

  • Nivel Vegetativo:

    El tono vegetativo cambia instantáneamente a una vagotonía prolongada, una extensión del ritmo de noche. Fatiga, debilidad y buen apetito son los síntomas típicos. La fase de curación es también llamada Fase TIBIA, porque durante la vagotonía los vasos sanguíneos son dilatados dando como resultado manos y piel tibias, y posiblemente fiebre. Desde un punto de vista biológico, el tono de descanso prolongado, particularmente la fatiga y el buen apetito ayudan al proceso de reparación y restauración de la salud.

     

  • Nivel Cerebral:

    Paralelamente a la psique y al órgano, la lesión cerebral también comienza a sanar. Durante la primera parte de la fase de curación (pcl-fase A) son atraídos al área agua y fluido seroso, creando un edema cerebral para proteger al tejido cerebral durante el proceso de reparación. Es este aumento de volumen del edema cerebral el que produce los síntomas de curación cerebrales típicos como dolores de cabeza, mareos o visión doble. En un escáner cerebral, los anillos objetivos definidos que yacen bajo el edema aparecen borrosos, indistintos y oscuros en la fase de solución. (Medidas Terapéuticas en el Nivel Cerebral durante la fase de curación. Hacer clic aquí.)

    LA CRISIS EPILÉPTICA O EPILEPTOIDE (EK) es iniciada en el punto más bajo de la fase de curación. Con el inicio de la crisis el individuo es instantáneamente llevado hacia la fase activa del conflicto con sus síntomas típicos de estrés como temblores, sudores fríos o nausea. ¿Cuál es el propósito de esta repentina recaída en el conflicto? A la altura de la fase vagotónica, el aumento de volumen del edema cerebral ha alcanzado su máximo tamaño.

     

    En este momento exacto, el cerebro activa una presión de estrés breve y potencialmente intensa que presiona el edema hacia afuera. Esto es seguido de una fase urinaria durante la cual el cuerpo elimina todo el exceso de fluido que fue almacenado durante la primera parte de la curación pcl-fase A. Cada tipo de conflicto y cada tipo de enfermedad tiene un tipo específico de crisis epileptoide. Los ataques cardiacos, los choques, las crisis asmáticas, los ataques de migraña y las crisis epilépticas son solo algunos ejemplos de esta crisis de curación. Después de la crisis epileptoide, el paciente recupera fuerza gradualmente y está en camino directo a la normalización. (Medidas Terapéuticas en el Nivel Cerebral durante la fase de curación Hacer clic aquí.)

    Después de que el edema cerebral ha sido expulsado, inicia la segunda parte de la fase de curación (pcl-fase B). Ahora la neuroglía, tejido conectivo que siempre está presente en el cerebro, se instala en el sitio para terminar la reparación de la lesión cerebral provocada por el choque del SDH. La masa de acumulación de las células de la neuroglía esta determinada por la intensidad y duración de la precedente fase activa del conflicto.

     

    Es este almacenamiento de neuroglía lo que comúnmente se llama tumor cerebral (Artículo Leyendo el Cerebro).

     

  • Nivel del Órgano:

    Durante la fase de curación, los tumores dirigidos por el cerebro antiguo (tallo cerebral y cerebelo) como los del colon, pulmones, hígado o glándulas mamarias, los cuales se desarrollaron durante la fase de conflicto activo (diagrama) son degradados por hongos y micobacterias especializados. Si no se dispone de los microbios necesarios, el tumor permanece en su lugar y se encapsula sin realizar más división celular.

     

    La pérdida de células dirigida por el cerebro (medula cerebral y corteza cerebral) como la osteoporosis, la necrosis de ovario o la ulceración en el estómago, las cuales ocurrieron durante la fase activa de conflicto (diagrama) es rellenada, restituida y reconstruida con la ayuda de bacterias ó virus especializados.

En general, la fase de curación es considerablemente más peligrosa que la fase activa del conflicto. Debido a que la fase de reparación frecuentemente está acompañada de aumento de volumen, inflamación, infecciones, fiebre y dolor, la mayoría de estas enfermedades se detectan cuando ya están sanando.

La duración y severidad de la fase de curación están determinadas por la intensidad y duración de la precedente fase activa del conflicto, por la seriedad de la crisis epileptoide, y las complicaciones o recaídas del conflicto durante la fase de curación (pistas).

Debido a que la medicina convencional falla en reconocer el patrón bifásico de cada enfermedad, los doctores convencionales solo ven una de las dos fases. Ellos ven ya sea un paciente estresado con un tumor en crecimiento (fase activa del conflicto), sin saber que hay una fase de curación más adelante, o ven a un paciente con fiebre, infección, inflamación, descarga, dolores de cabeza u otros (fase de curación), ignorando la precedente fase activa del conflicto.

 

Revisando solo una de las dos fases, los síntomas que pertenecen solo a una fase son vistos como una enfermedad en sí misma, por ejemplo la osteoporosis o la angina de pecho que solo ocurren durante la fase activa del conflicto, o la artritis, el linfoma y el cáncer cervical que sólo ocurren en la fase de curación.

Esta falta es particularmente trágica cuando un paciente que cursa la fase de curación es diagnosticado de un cáncer maligno aunque de hecho este sea un tumor en curación que naturalmente se degrada durante el curso del proceso de curación. Si la medicina convencional tomara en cuenta al cerebro como el sitio desde donde se origina y se controla la enfermedad, reconocería que las dos fases son una sola enfermedad, verificable por un escáner cerebral en el que el

 

Foco de Hamer se encontraría en el mismo lugar en las dos fases, indicando si el paciente está todavía en conflicto activo (anillos concéntricos definidos) o ya se encuentra sanando (anillos edematosos).




PISTAS

Al momento del choque del conflicto (SDH), la mente se encuentra en un estado de atención agudo. Altamente alerta, nuestro subconsciente recoge todos los componentes que rodean al conflicto, tales como sonidos, olores, gente y objetos, y los almacena hasta que el conflicto es completamente resuelto. Las huellas que quedan como consecuencia del SDH son llamadas pistas.

 

Si estamos en la fase de curación y de repente activamos una de las pistas, ya sea por contacto directo o por asociación, el conflicto se reactiva e instantáneamente somos llevados hacia la fase activa del conflicto. Esta recaída del conflicto es llamada comúnmente alergia (ver inserto abajo ) o reacción alérgica. El alergeno puede ser una sustancia en la comida, cierto polen, cabellos de animales, algún perfume, la ex esposa, un colega, quien sea o lo que sea que hubiese estado involucrado cuando ocurrió el choque del conflicto.

 


 



Curación Pendiente

Un conflicto que está continuamente en resolución debido a recaídas repetitivas es llamado una curación pendiente. Por lo tanto en la Nueva Medicina Germánica, reconstruir el evento del SDH junto con todas sus pistas es una medida terapéutica significativa.

Al completarse la fase de curación la Normotonia y el ritmo día-noche normal se reestablecen. Después de la fase de curación los tejidos y órganos involucrados son más fuertes que antes. Éste es de hecho el propósito biológico. Debido a que el conflicto particular es ahora un punto vulnerable, el tejido fortificado sitúa al individuo en una posición mucho mejor en caso de cualquier repetición de otro SDH de esa naturaleza.

 

En una Tomografía Computarizada del cerebro la cicatriz de una lesión cerebral curada aparece como un pequeño anillo que desaparece con el tiempo.
 

 




La Tercera Ley Biológica
El Sistema Ontogenético de Tumores y Enfermedades Equivalentes al Cáncer

© Dr. en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer

La Tercera Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica® une los descubrimientos de las dos primeras leyes dentro del contexto de la embriología y la evolución del hombre. Ilustra la correlación biológica entre la psique, el cerebro y el órgano desde un punto de vista evolutivo.

El diagrama inferior muestra la división del cerebro en TRES CAPAS GERMINALES (ver también diagrama inferior).

Tres Capas Germinales: Por la ciencia de la Embriología sabemos que dentro de los primeros diecisiete días del estado embrionario se desarrollan tres capas germinales (Endodermo, Mesodermo y Ectodermo) a partir de las cuales se originan todos los tejidos y órganos.

 

Cuando un feto se desarrolla durante la fase embrionaria (ontogénesis), el organismo que crece pasa a través de todas las etapas de la evolución a una velocidad muy acelerada (filogénesis). Durante este viaje a través de la evolución - desde una criatura unicelular hasta un ser humano completo - las tres capas germinales dirigen paso a paso el desarrollo del organismo entero.

La mayoría de nuestros órganos, el colon notablemente, emanan solo de una de las tres capas germinales; otros como el corazón, el hígado, el páncreas o la vejiga están hechos de diferentes partes derivadas de diferentes capas germinales (Teoría de las Metástasis). Hoy en día estas partes, que emergieron en el tiempo por razones funcionales son consideradas como un órgano aunque frecuentemente tengan su centro de control en áreas ampliamente separadas del cerebro.

 

Por otro lado existen otros órganos que se encuentran muy distantes uno de otro en el cuerpo como el recto, la laringe y las venas coronarias pero que son controlados desde áreas muy cercanas en el cerebro.



TEORÍA DE LAS METASTASIS

La teoría estándar de las metástasis sugiere que las células cancerígenas de un tumor primario viajan a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático a otras partes del cuerpo donde estas producen un crecimiento canceroso en el nuevo sitio (teóricamente, esta suposición implicaría un riesgo potencial de contraer cáncer a través de una transfusión sanguínea).

 

La Nueva Medicina Germánica® no cuestiona el hecho de cánceres secundarios y terciarios. Desde luego, de acuerdo a las Cinco Leyes Biológicas, los cánceres secundarios y terciarios no son el resultado de células cancerosas que migran, sino de un segundo o tercer SDH, frecuentemente iniciado por un choque al momento del diagnóstico ó del pronóstico que pone al individuo en una situación total de pánico, causando un nuevo conflicto ó ,más aún, varios nuevos conflictos, llevándolo a presentar cánceres adicionales. Por ejemplo, un diagnóstico de choque de cáncer puede disparar un ”conflicto de terror a morir“ llevando al desarrollo de un cáncer de pulmón.

También sabemos por la ciencia de la Histología que las células cancerosas no pueden mutar hacia otro tipo celular; Nunca pueden cruzar su umbral de capa germinal o cambiar su estructura histológica. Las células cancerosas que crecen en el colon y pertenecen al endodermo (dirigido desde el tallo cerebral) no pueden bajo ninguna circunstancia transformarse en células óseas que se originan del mesodermo del cerebro nuevo (dirigido desde la médula cerebral). En otras palabras: el cáncer de colon no puede ”esparcirse“ a los huesos.

 

Desde luego un paciente con cáncer quien de repente se siente devaluado debido a que está enfermo (”No valgo nada“, ”no sirvo para nada“), puede sufrir un conflicto de auto devaluación dando cómo resultado cáncer de hueso. Si la auto devaluación es menos severa, los nódulos linfáticos serán los que sean afectados más probablemente. Entonces, una mujer que experimenta un choque por el diagnóstico de cáncer de mama o que sufre una pérdida desvalorización de sí misma posterior a una amputación de la mama a menudo desarrolla un linfoma cerca del sitio donde ella tenía el tumor.

 

Gracias a la Nueva Medicina Germánica®, comenzamos a entender porque estadísticamente las mujeres con cáncer de mama (ver Artículo Cáncer de Mama abajo) frecuentemente tienen este tipo de cáncer secundario.
 

 


ENDODERMO (Capa Germinal Interna)

 

Desarrollada durante el periodo evolutivo más temprano, en un tiempo en el que la criatura todavía vivía en un ambiente acuoso. Naturalmente el endodermo es también la primera capa germinal del periodo embrionario. Siendo la primera capa, el endodermo forma los órganos más antiguos. Este da origen a la submucosa de todo el canal alimentario, desde la boca hasta el recto, al recubrimiento interno de la próstata, al útero (sin el cérvix) y a las tubas uterinas. Los núcleos de los nervios acústicos, la glándula tiroides, los túbulos colectores del riñón, los alvéolos pulmonares y el hígado también derivan del endodermo.

Los órganos más antiguos que se derivan de la capa germinal más antigua son controlados desde la parte más antigua del cerebro, el tallo cerebral (diagrama), y consecuentemente responden a los conflictos más antiguos. En el tallo cerebral la lateralidad es insignificante.

Los conflictos biológicos del tallo cerebral están relacionados con temas de supervivencia básicos como respirar, reproducirse y comer. El canal alimentario corresponde a los llamados conflictos de ”bocado“, haciendo alusión al bocado de alimento real o pedazo de comida. La ”inhabilidad de obtener un pedazo del bocado“ está ligada a la boca y la faringe, el ”conflicto de no ser capaz de tragar el bocado“ corresponde al esófago (parte inferior), la ”inhabilidad de digerir el bocado“ corresponde a los órganos del sistema digestivo como el estómago (excepto la curvatura menor), los intestinos delgado y grueso, y el páncreas. Los animales experimentan tales conflictos de ”bocado“ en términos reales, Ej. Cuando un pedazo de comida se atora en el intestino.

 

Debido a que los seres humanos son capaces de interactuar con el mundo de una manera más abstracta a través del lenguaje y los símbolos, nosotros los humanos a menudo experimentamos estos conflictos de ”bocado“ de una manera figurativa.

 

Tal bocado figurado puede traducirse en un contrato que no pudimos ”cachar“, una ofensa importante que no pudimos ”digerir“, ”bocados“ que queremos poseer, ”bocados“ a los que nos sostenemos, ”bocados“ que nos fueron arrebatados, ó ”bocados“ de los cuales no nos podemos deshacer.

El oído medio está ligado a conflictos de escucha. El conflicto de ”no ser capaz de obtener una parte de información“, Ej. perderse un mensaje importante, afecta al oído derecho, mientras que el conflicto de ”no ser capaz de deshacerse de parte de una información“, Ej. un mensaje incómodo, afecta al oído izquierdo.

Los pulmones y los riñones poseen los programas de supervivencia más arcaicos. Mientras los túbulos colectores del riñón se relacionan con un ”conflicto profundo de abandono“ (sentirse aislado, excluido, ser extraído de repente de nuestro ”grupo“, Ej. ser hospitalizado o puesto en una casa de asistencia), los alvéolos pulmonares responden instantáneamente a un ”conflicto de terror a morir“, frecuentemente accionado a través de un diagnóstico inesperado de cáncer. El hígado responde a un ”conflicto de morir de hambre“, Ej. accionado por el vómito durante la quimioterapia.

 

El útero y la próstata están ligados a un conflicto mitad genital, que hace referencia a un conflicto desagradable con el sexo opuesto.

 

  • Formaciones histológicas:

    todos los órganos y tejidos que derivan del endodermo y que son dirigidos por el tallo cerebral muestran incremento celular en forma de un adenocarcinoma durante la fase activa del conflicto. Luego entonces el cáncer de colon, de hígado, de pulmones, de riñones, de útero o de próstata, se originan en el tallo cerebral y están causados por sus respectivos choques de conflicto.

     

    Con la solución del conflicto el tumor inmediatamente detiene su crecimiento. Durante la fase de curación las células extras, que ya no se necesitan más, son degradadas con la ayuda de microbios especializados (diagrama, hongos y micobacterias).

    Mientras hay incremento celular (crecimiento del tumor) durante la fase activa del conflicto, hay decremento celular (degradación del tumor) durante la fase de curación. Si los microbios no están disponibles, debido quizás a la vacunación, el tumor permanece en el sitio sin más proliferación celular.

     

    Mientras el tumor no cause alguna obstrucción mecánica o esté involucrado tejido de producción hormonal, el tumor es considerado como completamente inofensivo.
     



MESODERMO (Capa Germinal Media)

 

Está dividido en un grupo más antiguo y en uno más joven. El mesodermo cerebral antiguo, que es parte del cerebro antiguo, es dirigido desde el cerebelo; el mesodermo cerebral nuevo es dirigido desde la médula cerebral que pertenece ya al cerebro (diagrama abajo ).

 

  • MESODERO CEREBRAL ANTIGUO:

    Después de que nuestros ancestros evolutivos dejaron el ambiente acuoso, se necesitó de una piel para protegerlos de la radiación solar excesiva y de la deshidratación. La primera piel fue también diseñada para proveer protección contra ataques. Los órganos y tejidos que se derivan del mesodermo cerebral antiguo son la piel del corium (piel profunda), la pleura (piel en el pecho), el peritoneo (piel en la cavidad estomacal) así como el pericardio (piel alrededor del corazón).

     

    Con la evolución de los mamíferos las glándulas mamarias se desarrollaron a partir de la piel profunda; el pezón del cual la succión puede extraer leche, es también una protrusión de la piel profunda (comparada con la epidermis y el recubrimiento de los conductos lactíferos, estos se desarrollaron en una etapa mucho más tardía en la evolución y son consecuentemente controlados desde la parte más joven del cerebro).

    Todos los órganos que se derivan del mesodermo cerebral antiguo son controlados desde el cerebelo (cerebelo y tallo cerebral son referidos como ”Cerebro Antiguo“ (diagrama). En el cerebelo las reglas de lateralidad son aplicables.

    Los conflictos biológicos del cerebelo se relacionan con los llamados ”conflictos de ataque“ (ambos en un sentido real como figurado) reflejando la función protectora de la piel del cerebelo. Por ejemplo, un ”ataque contra el abdomen“ figurado puede ser disparado por un diagnóstico imprevisto de un tumor en el colon; un simbólico ”ataque contra el pecho“ puede ser ocasionado por una amputación de seno o una crisis asmática severa; un ”ataque contra el corazón“ figurado, con el anuncio inesperado de una operación de puente o junto con un ataque cardiaco.

     

    Las glándulas mamarias, sinónimos de cuidado y nutrición, responden a ”conflictos de nido“ ó ”conflictos de preocupación y argumentación“ (Artículo Cáncer de Mama abajo ).

    Formaciones histológicas: Todos los órganos y tejidos que derivan del mesodermo cerebral Viejo y están controlados por el cerebelo muestran multiplicación celular en forma de tumor durante la fase activa del conflicto . De esta forma, el melanoma, los tumores de las glándulas mamarias o los tumores del peritoneo, pleura y pericardio (los llamados mesotelioma); todos se originan de conflictos que impactan el área cerebral correspondiente en el cerebelo. Con la solución del conflicto, el tumor detiene su crecimiento.

     

    Durante la fase de curación las ahora superfluas células son degradadas por microbios especializados (diagrama, bacteria). Todos los tumores controlados por el cerebelo crean potencialmente exceso de fluido en la fase de curación, provocando efusión pleural, peritoneal o pericárdica.

    Mientras existe incremento celular (crecimiento tumoral) durante la fase activa del conflicto, hay decremento celular (degradación del tumor) durante la fase de curación. Si no se dispone de los microbios necesarios, debido quizá a la vacunación, el tumor permanece en su sitio sin más aumento celular.

     

  • MESODERMO CEREBRAL NUEVO:

    El siguiente paso en la evolución fue el desarrollo de una estructura muscular y esquelética que le permitiera a la criatura moverse– gatear, caminar, correr. Los órganos y tejidos que se desarrollaron a partir del mesodermo cerebral nuevo son los huesos, el cartílago, los tendones, el tejido conectivo, los músculos estriados, la musculatura del útero, vejiga y recto, el músculo liso de los intestinos, el miocardio, el parénquima del riñón, la corteza adrenal, los ovarios y testículos, el sistema linfático completo, con los vasos linfáticos, el bazo así como las venas y arterias (excepto los vasos coronarios).

    Todos los órganos y tejidos que se derivan del mesodermo cerebral nuevo, son controlados desde la médula cerebral, que es la parte interior del cerebro (diagrama). En la médula cerebral las reglas de lateralidad aplican.

    Los conflictos biológicos de la médula cerebral tienen que ver predominantemente con ”conflictos de auto devaluación“. Una pérdida repentina del valor propio puede ser iniciada por una observación injusta, por ser degradado, por fallar en el trabajo, en los deportes o en la escuela, o cuando nos sentimos sin soporte. La transición hacia el retiro, el envejecimiento o la enfermedad (”No sirvo“) provee situaciones infinitas que pueden disparar una pérdida de la propia confianza.

     

    Que la auto devaluación afecte los huesos, los músculos, el cartílago, los tendones o los nódulos linfáticos, depende del grado del conflicto; la localización exacta se determina por el tipo específico de conflicto de auto devaluación. Por ejemplo, un ”conflicto de diestro“, frecuentemente experimentado con falla para desempeñar una tarea manual tal como teclear o realizar un trabajo manual fino, afecta la mano y los dedos; un ”conflicto de auto devaluación intelectual“ (reprobar un examen, perder un juego, ser degradado por un maestro o entrenador) afecta el cráneo o la columna cervical.

    Los ovarios y los testículos responden a un ”conflicto profundo de pérdida“ (la pérdida inesperada de un ser amado, incluyendo a una mascota), el bazo se relaciona con un ”conflicto de lesión o de sangrado“ (sangrado profuso ó, en un sentido transpuesto, un resultado inesperado de un examen de sangre), el tejido del riñón responde a un ”conflicto de agua o de fluido“ (Ej. una experiencia de casi ahogarse), los músculos del corazón están ligados al ”conflicto de ser completamente rebasado“ (un evento altamente estresante), y la corteza adrenal responde al ”conflicto de haber ido en la dirección incorrecta“, Ej. descubrir que se eligió la terapia incorrecta.

     

  • Formaciones histológicas:

    En el cerebro tenemos una nueva situación. Todos los órganos que derivan del mesodermo cerebral nuevo y que son controlados desde la médula cerebral muestran degradación celular en la fase activa del conflicto (al revés de lo que ocurre en órganos que son controlados por el cerebro antiguo). La pérdida de tejido como en la osteoporosis (Artículo Osteoporosis), cáncer de hueso, atrofia muscular, necrosis del bazo, ovarios, testículos o tejido del riñón, todos se originan en la médula cerebral.

     

    Con la solución del conflicto el proceso de degeneración se detiene. Durante la fase de curación la pérdida de tejido es recuperada y restaurada con la ayuda de microorganismos especializados (diagrama, bacteria). El proceso de reparación se acompaña frecuentemente de aumento de volumen, inflamaciones, infección, descarga, fiebre y dolor. Condiciones tales como el Hodgkin ó linfoma (metástasis), osteosarcoma, cáncer de ovario o testicular, leucemia, crecimiento del bazo, o artritis son síntomas de la fase de curación.

    Mientras en la fase activa del conflicto hay decremento celular (necrosis, osteolisis), existe aumento celular en la fase de curación. Si los microbios necesarios no se encuentran disponibles, la curación se lleva a cabo aún, pero no en un grado biológicamente óptimo.
     

ECTODERMO (Capa Germinal Externa) es la capa germinal más joven

 

Con el tiempo la piel de abajo resultó insuficiente, por lo tanto se desarrolló una segunda piel más resistente que cubriera por completo a la piel del corium. La nueva capa de piel está formada de células de epitelio escamoso.

 

Los órganos y tejidos que se derivan del ectodermo son: la epidermis (piel exterior), la membrana mucosa de la faringe (incluyendo la boca y la nariz), los conductos faríngeos, la laringe, el esófago superior, los bronquios, el recubrimiento de los conductos lactíferos, la curvatura menor del estómago, los conductos biliares del hígado, la vesícula biliar, los conductos pancreáticos, la vejiga urinaria, la uretra y la pelvis renal, el cérvix, y la parte más distal del recto. Las células escamosas también cubren las paredes internas de las arterias y venas coronarias. Otros tejidos que pertenecen al ectodermo son la retina de los ojos y el esmalte de los dientes.

Todos los órganos y tejidos que derivan de la capa germinal externa son controlados desde la corteza cerebral (corteza cerebral y médula cerebral son parte del cerebro: diagrama).
 

  • Conflictos biológicos de la corteza cerebral:

    Con el desarrollo evolutivo más avanzado, los temas de conflicto también evolucionaron. En la corteza cerebral encontramos cuestiones tales como ”conflictos territoriales“ (el miedo a perder el territorio o la pérdida actual de éste, ira dentro del territorio, o la inhabilidad de marcar el territorio), ”conflictos sexuales“ (rechazo sexual o frustración sexual) ó ”conflictos de identidad“ (no saber a donde pertenecer).

     

    Conflictos de separación (una pérdida inesperada de contacto físico con una ”pareja“ o con el ”grupo“) corresponden a la corteza sensorial, mientras que los ”conflictos motores“ (no ser capaz de escapar, Ej. iniciado por una experiencia incómoda en la vacunación, o sentirse atrapado, Ej. iniciado por la imagen de verse atado a una silla de ruedas provocado por un diagnóstico inesperado de esclerosis múltiple) son programados en la corteza motora.

     

    El lóbulo frontal recibe ”conflictos de miedo frontales“ (un miedo repentino de entrar en una situación peligrosa, a menudo disparado por el choque de un diagnóstico de cáncer), donde la corteza visual se relaciona con miedos que nos amenazan desde atrás, Ej. ser acechado.

     

    Otros conflictos de la corteza cerebral son ”conflictos de disgusto y repugnancia“ ó ”conflictos de miedo y resistencia“.

     

  • Formaciones histológicas:

    Todos los órganos y tejidos que derivan del ectodermo y que son controlados desde la corteza cerebral muestran degradación celular en forma de ulceración durante la fase activa del conflicto, como la vemos, por ejemplo, en las úlceras del estómago. Con la solución del conflicto el proceso de ulceración se detiene.

     

    Durante la fase de curación la pérdida de tejido se rellena y es restaurada con la ayuda de microbios especializados (diagrama, virus). El proceso de reparación usualmente se presenta con aumento de volumen, inflamación, infecciones, descarga, fiebre y dolor. El cáncer de mama intra-ductal (Articulo Cáncer de Mama abajo ), bronquial o el carcinoma laríngeo, la bronquitis o neumonía, el linfoma No-Hodgkin, el cáncer cervical, las hemorroides, las infecciones de vejiga o de riñón, el eczema y otros trastornos de la piel (Articulo Enfermedades de la Piel), o el resfriado común o gripa son todos síntomas de la fase de curación.

    Mientras en la fase activa del conflicto existe decremento celular (ulceración), en la fase de curación se presenta incremento celular (comúnmente llamado ”cáncer“). Si no se encuentran disponibles los microbios necesarios, la curación se da de todas formas, pero no en un grado biológico óptimo.

     

  • Enfermedades equivalentes al cáncer:

    los órganos controlados por la corteza cerebral y sólo esos, pueden también presentar una alteración funcional, ó una pérdida funcional, referidas como enfermedades equivalentes al cáncer. Estas enfermedades equivalentes al cáncer en vez de decremento celular, muestran limitación funcional como en la hipoglicemia, la diabetes, las limitaciones de la visión y la audición así como parálisis sensoriales y motoras, como en la Esclerosis Múltiple. Aún después de años de conflicto, estas células parecen ser funcionalmente restaurables una vez que existe solución del conflicto.

    En la corteza, además de la lateralidad, el sexo así como el estado hormonal tienen que ser también tomados en cuenta. El estado hormonal determina que el conflicto sea experimentado de una manera masculina o femenina. Si el estado hormonal se encuentra desbalanceado (referido como Punto Muerto Hormonal) cómo en la pubertad, el embarazo o la menopausia, o si el nivel de estrógeno o de progesterona es suprimido por medio de medicamentos como los anticonceptivos, fármacos reductores de estrógeno o de testosterona o quimioterapia, la identidad biológica y luego entonces el sentimiento detrás del conflicto es coloreado diferente, lo que consecuentemente genera una respuesta distinta a nivel del órgano.

     

    En la terapia de la GNM el estado hormonal siempre tiene que ser tomado en cuenta.

    Ejemplo: Una mujer diestra descubre que su marido tiene una aventura. Si la mujer tiene un estado hormonal normal y experimenta el evento como un ”conflicto de frustración sexual“, su cérvix será afectado (ulceración durante la fase de conflicto activo). Si el nivel de estrógeno de la mujer es bajo porque ya ha entrado a la menopausia, ella experimentará el mismo incidente de una manera más masculina. Ahora ella percibirá el evento, hablando biológicamente, como un tema territorial (”El dejó mi territorio“) más que un conflicto sexual (”El duerme con ella y no conmigo“).

     

    Como resultado el conflicto impactará en el relevo cerebral que controla las arterias coronarias dando como resultado angina de pecho por el tiempo que el conflicto permanezca activo. Después de que el conflicto ha sido resuelto, Ej. reconciliándose, o encontrando a una nueva pareja, la mujer posmenopáusica notará la presencia de latidos cardiacos irregulares o detectará una elevación en su nivel de colesterol, mientras que la mujer con estado hormonal normal desarrollará un tumor en el cérvix, el cual se degradará durante la segunda mitad de la fase de curación.

    Los trastornos del estado de ánimo y enfermedades mentales, vistos por la medicina convencional como solamente desórdenes de la mente, están también unidos al cerebro y al nivel del órgano tanto como los desórdenes físicos.

    Los trastornos del estado de ánimo como la depresión o la manía están causados por un choque de conflicto que es experimentado en un Punto Muerto Hormonal o cuando el nivel de hormona sexual es suprimido artificialmente. En lo que se refiere a los trastornos del estado de ánimo, la lateralidad, el sexo así como el estado hormonal son factores decisivos.

     

    Por ejemplo: una mujer diestra en la pos menopausia se deprimirá en el momento en que experimente una pérdida inesperada de su ‘territorio’, Ej. su hogar a través de un divorcio; un hombre diestro que está bajo tratamiento con fármacos que reducen los niveles de testosterona se volverá maniaco cuando es inesperadamente confrontado a la amenaza de un despido. Si las dos personas fueran zurdas, responderían al (los) conflicto (s) con depresión (mujer zurda) ó manía (hombre zurdo) aún si el estado hormonal se encuentra dentro de rangos normales.

    Las enfermedades mentales están causadas por un segundo SDH que impacta el hemisferio cerebral opuesto, dejando al individuo en una constelación esquizofrénica.

     

    El análisis de un escáner cerebral revela el porqué una persona es, por ejemplo, maniaco-depresiva, paranoide, desorientada, desilusionada, excesivamente agresiva, melancólica, suicida, o porqué tiene un gran ego.


 



La Cuarta Ley Biológica
El Sistema Ontogenético de los Microbios

© Dr. en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer

La Cuarta Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica® señala el papel de los microbios en el contexto de la evolución y en relación a las tres capas germinales (endodermo, mesodermo, ectodermo) a partir de las cuales se originan nuestros órganos.

El diagrama abajo ilustra la clasificación de los microbios en relación a su edad ontogenética y las particularidades de su capa germinal específica.

Cuando se desarrollaron nuestros órganos a través del curso de la evolución, tipos muy específicos de microbios se desarrollaron con ellos. El propósito biológico de los millones de microorganismos que viven en nuestro cuerpo es mantener a todos los diferentes tejidos y tenerlos en buen estado.

 

Dado el propósito de coexistencia del hombre y los microbios, la Nueva Medicina Germánica® identifica a los hongos, las bacterias y los virus como aliados leales que son indispensables para nuestra supervivencia.

Es del descubrimiento de la Nueva Medicina Germánica® que los microbios se vuelven activos sin excepción solo en la fase de curación.

 

En la fase de Normotonia así también como en la fase activa del conflicto ellos se encuentran inactivos y no causan ninguna infección. Pero en el momento de solución del conflicto CL, éstos reciben una señal del cerebro para comenzar a trabajar en el trabajo que les fue asignado. Los microbios patogénicos (activos) son totalmente inofensivos para el resto de los órganos.

Los microbios están especializados con respecto al camino y a la forma en la que se desempeñan.

 

  • Los HONGOS y las MICOBACTERIAS (grupo amarillo) son los microorganismos más antiguos. Estos trabajan en órganos y tejidos que se originan del endodermo dirigido desde el tallo cerebral y en los órganos mesodérmicos del cerebro antiguo dirigidos desde el cerebelo. Hongos como Cándida ó micobacterias como las bacterias tuberculares descomponen los tumores del colon, pulmones, riñones, los tumores hepáticos, los tumores de las glándulas mamarias, o el melanoma.

     

    Durante la fase de curación estos degradan las células extra que no se necesitan. Usualmente este proceso de descomposición se acompaña de fiebre y sudores nocturnos. Lo que hace notables a las micobacterias como las bacterias tuberculares es que comienzan a multiplicarse inmediatamente en el momento del choque del conflicto. Estas se multiplican a un ritmo paralelo al crecimiento del tumor. En el momento que se resuelve el conflicto, la cantidad exacta de bacterias tuberculares que se necesita para descomponer las células del tumor se encuentra disponible.

     

    Si los microbios están ausentes, por ejemplo, debido a que fueron erradicados por medio de la vacunación, el tumor se encapsula en tejido cicatrizal y se queda en el lugar sin tener más aumento celular. En este caso el tumor será visto como benigno.

     

  • Las BACTERIAS (grupo naranja) habitan los órganos y tejidos que derivan del mesodermo cerebral nuevo dirigido desde la médula cerebral. En el tejido del mesodermo cerebral nuevo, las bacterias, como los estafilococos llenan los espacios en el hueso que fueron causados por la degradación de células callosas y reconstruyen el hueso con la formación de tejido calloso de granulación. Las bacterias también ayudan al proceso de reparación formando tejido cicatrizal.

     

    Durante la fase de curación, las bacterias también reconstruyen la pérdida celular (necrosis) del tejido testicular y del ovario.

     

  • En lo que respecta al papel de los ”virus“, el Dr. Hamer prefiere hablar de ”virus hipotéticos“ debido a que recientemente la existencia de los virus ha sido cuestionada.

     

    Esto se encuentra en conformidad con los tempranos descubrimientos del Dr. Hamer sobre el proceso de reconstrucción de los tejidos ectodermo controlados por la corteza cerebral, por ejemplo, el de la epidermis, el cérvix del útero, el recubrimiento de los conductos biliares intrahepáticos, el epitelio de la curvatura menor del estómago, la mucosa bronquial, y la membrana mucosa nasal, que se lleva a cabo aún sin la presencia de virus; por ejemplo, el virus del ”herpes“, de la ”hepatitis“ o del ”resfriado“ común, etc.


El dilema en el que se encuentra la ciencia médica es que al no reconocer las dos fases de cada enfermedad (Segunda Ley Biológica), la medicina convencional sólo ve la segunda fase, porque es sólo en la fase de curación durante la cual los microbios se encuentran activos. Y debido a que las actividades de los microbios frecuentemente son acompañadas de aumento de volumen, fiebre, inflamación, formación de pus, descarga y dolor, los microbios son considerados malévolos y son vistos como los causantes de las enfermedades infecciosas.

 

Pero no son los microbios que causan la enfermedad.

 

Por el contrario, nuestro organismo utiliza los microbios para optimizar el proceso curativo.


 



La Quinta Ley Biológica
La Quintaesencia

© Dr. en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer


Cada llamada ”enfermedad“ tiene que ser entendida como un PROGRAMA BIOLÓGICO SIGNIFICATIVO DE LA NATURALEZA creado para resolver un conflicto biológico inesperado.

Ejemplo: Una mujer camina de la mano de su hijo por la acera. De repente el niño deja de tomarla de la mano, corre hacia la calle y es alcanzado por un automóvil. En el momento que la madre ve a su hijo herido ella sufre, en términos biológicos, un conflicto de preocupación madre-hijo y en una fracción de segundo el programa biológico especial para este conflicto en particular es encendido. Un DHS de preocupación madre-hijo siempre impacta en el área del cerebro que controla la función de las glándulas mamarias.

 

Debido a que, en términos biológicos, una cría lastimada se recupera más rápido cuando recibe más leche, se estimula inmediatamente la producción de leche extra incrementando el número de células de las glándulas mamarias. Aún si la madre no esta dando lactancia, el evento acciona el inicio de esta respuesta como lo ha estado haciendo por millones de años.

 

Mientras la mujer se encuentre en la fase activa del conflicto, Ej. Porque el niño se encuentra todavía en el hospital, las células mamarias se continuarán dividiendo y multiplicando, formando lo que comúnmente se le llama un tumor de glándula mamaria. Si la mujer es diestra, el tumor estará en su seno izquierdo; si la mujer es zurda su seno izquierdo será el afectado (Lateralidad).

Tan pronto como el conflicto es resuelto (digamos que, el niño deja el hospital), el tumor deja de crecer inmediatamente. Debido a que el niño se encuentra fuera de peligro, no hay más necesidad de producir células extra de las glándulas mamarias. Durante la fase de curación las ahora superfluas células son degradadas con la ayuda de micobacterias las cuales han sido entrenadas para hacer exactamente eso.

 

Si la fase de reparación no es interrumpida, por ejemplo por medio de activar una pista, el tumor será completamente removido cuando el proceso de curación se haya completado (Ver artículo: Cáncer de Mama abajo ).

Existe un aspecto casi espiritual para estas simples verdades...

Todas las llamadas enfermedades tienen un significado biológico especial. Mientras considerábamos a la Madre Naturaleza como falible y teníamos la audacia de creer que ésta constantemente comete errores y causa descomposturas (crecimientos cancerosos degenerativos, malignos y sin sentido, etc.) ahora podemos ver, mientras nuestra magnificencia cae de nuestros ojos, que fueron y son nuestra ignorancia y orgullo la única tontería en nuestro cosmos.

 

No podíamos entender una totalidad tan tejida, y entonces trajimos hacia nosotros esta medicina brutal, sin sentido y sin alma. Llenos de asombro, ahora podemos entender por primera vez que la naturaleza es ordenada (ya sabíamos eso) y que cada cosa que ocurre en la naturaleza tiene un significado, aún en el marco del todo, y que los eventos que llamamos enfermedades no son alteraciones que tengan que ser reparadas por aprendices de hechiceros.

 

Podemos ver que nada es falto de significado, maligno ó enfermo.

Regresar al Contenido

 

 

 

 


MEDIDAS TERAPÉUTICAS en el NIVEL PSÍQUICO


En la Fase Activa del Conflicto

Solución del conflicto
La solución del conflicto biológico es un pre-requisito indispensable para el éxito de cualquier tratamiento. No es algo sencillo de lograr y requiere un alto grado de sensibilidad e intuición por parte del que da los cuidados terapéuticos.

No existe una formula general para el éxito. La estrategia de tratamiento depende en principio y en adelante de la personalidad del paciente, mientras la correspondencia de la capa germinal del órgano afectado también determina el tipo de solución del conflicto. Por supuesto, el crecimiento extensivo canceroso de un órgano controlado por el cerebro antiguo (tallo cerebral, cerebelo) requiere una pronta solución real debido a que este tipo de tumor continúa creciendo mientras el conflicto persista.

 

Para el tratamiento de órganos controlados por el cerebro es recomendada una solución intelectual preparada de forma que primero, tal vez se reduzca la masa del conflicto y entonces, si aún se requiere, encontrar una solución real al conflicto. Debido a que en muchos casos esta aproximación no es viable, una solución intelectual al conflicto queda siendo la única opción.

 

Ejemplo: Alguien pudiera no querer dejar a su pareja de toda la vida (aún si él/ella es la causa de la enfermedad) después de 40 años de matrimonio. Él/ella puede solamente aprender a lidiar con la situación de una forma diferente.

¡Atención! En casos excepcionales ciertos conflictos no deben de ser resueltos, ya que el hacerlo podría ser fatal para el paciente. Si el medico encuentra que este sea el caso, el conflicto debe ser regresado y transformado a un nivel más bajo de actividad (ver degradando un conflicto/conflicto pendiente).

Tranquilizando al paciente y preparándolo para los síntomas esperados

El proveedor de cuidados terapéuticos debe informar al paciente sobre la naturaleza de los posibles síntomas que aparecerán tanto durante el proceso de curación así como en la solución del conflicto, de manera que se eviten sentimientos de pánico y la ocurrencia subsiguiente de nuevos conflictos.



En la Fase de Curación (Fase PCL)

Identificando el conflicto y las llamadas pistas del conflicto
Es importante para el paciente conocer el contenido del conflicto que causó la enfermedad. Al mismo tiempo el que da cuidados debe hablar con el paciente para averiguar que eventos o condiciones predominaron o fueron percibidas por el paciente en el impacto preciso del choque del conflicto (SDH).

 

Éstas impresiones forman las pistas sobre las cuales el conflicto puede repetirse más tarde, aún sin el conocimiento por parte del paciente.


Consulta psicológica con el paciente para evitar nuevas recaídas del conflicto
Es necesario evitar las llamadas recaídas del conflicto. Éstas pueden ocurrir en cualquier momento porque las pistas sobre las que estas corren han sido programadas en la memoria emocional del paciente.

Aún si la solución del conflicto real es lograda, siempre existirá el riesgo de que el paciente quizá no resuelva por completo el conflicto en una base intelectual y por lo tanto continúe colgándose de algo que lo hace enfermar.

 

En tal caso, una solución intelectual es indispensable.


Protegiendo al paciente del consejo bien intencionado de miembros de la familia
Este es un reto para la familia y otros individuos que viven en el ambiente del paciente quienes deben saber de la existencia de pista(s) del conflicto y que tienen que asegurar que el paciente no experimente un choque de conflicto nuevo y similar durante la fase de curación.

Si alguien trata de convencer al paciente de continuar y hacer algo sobre su situación particular (cirugía, morfina, radiación ó quimioterapia) aún el más positivo y comprometido individuo se rendirá, porque su psique estará extremadamente sensible y frágil en este momento.

 

Por lo tanto debe de recordarse que: Sólo el paciente toma la decisión.


Tratamiento psicológico del dolor
Si el paciente reposa en casa, la mayor dificultad es hacerle entender y aceptar lo que la medicina convencional denuncia como síntomas no deseados tales como inflamación, pérdida de energía, signos de parálisis, y especialmente, el dolor. Una vez que ha comprendido el significado de estos síntomas como precursores de la fase de curación, el paciente estará bien preparado para tolerar aún el dolor más fuerte.

Otros pacientes quienes hayan tenido una experiencia similar en condiciones parecidas son entonces los más apropiados para extenderles soporte moral.

 

Regresar al Contenido

 

 

 




MEDIDAS TERAPÉUTICAS en el NIVEL CEREBRAL


En la fase de conflicto

Medidas terapéuticas no particulares
El cerebro muestra síntomas que pueden llegar a ser severos sólo durante la fase de curación. Una Tomografía Computarizada (TC) cerebral tomada durante la fase del conflicto sólo mostrará círculos concéntricos.

Puede no ocurrir mucho, excepto por casos muy aislados y con conflictos de larga duración y gran intensidad. El peligro es un riesgo si el paciente experimenta pánico ó miedo morir.


En la fase de curación

Monitoreando el edema cerebral
El aumento de volumen de un edema cerebral después de un conflicto que duró mucho tiempo puede ser peligroso, especialmente si éste ocurre en el tallo cerebral donde los centros vitales se encuentran confinados en un espacio muy pequeño, y donde un gran edema puede dañar o bloquear centros nerviosos importantes.

Lo mismo es verdad para cualquier conflicto de pérdida territorial que haya durado más de nueve meses. Sin conocimiento de la terapia de la GNM, un ataque cardiaco fatal es posible.

El riesgo más alto en cada fase de curación está siempre presente en el momento de la crisis epiléptica o epileptoide. Esto es cuando el conflicto entero es cursado de nuevo una vez más antes de tornarse en una inervación de estrés, la cual en su momento repica en la crisis epileptoide llevando gradualmente a la normotonía (salud). El edema aumenta de volumen por un corto tiempo antes de ser ”exprimido“. En la subsiguiente fase urinaria el agua es eliminada del edema y del cuerpo. Administrar una transfusión sanguínea durante esta fase puede amenazar la vida (ver también Terapia de las complicaciones cerebrales).

Medidas simples de emergencia
Muy pocos casos requieren la regresión de un edema cerebral por medio de alguno de las siguientes medidas: agua fría o compresas de hielo en la cabeza, café cargado o té, duchas frías. Durante la crisis epileptoide el paciente deberá de estar sentado en vertical sobre la cama, para permitir al agua ”fluir y eliminarse“. La luz directa del sol, el sauna, las duchas o baños calientes deben ser evitados (ver Remedios caseros).

Medicación para la regresión de un edema cerebral
Como regla, el uso de fármacos debe ser cuidadosamente considerado y restringido a casos de emergencia. Los fármacos nunca pueden curar una enfermedad, pero hacen más lento y débil el proceso de curación. Cada enfermedad debe llevar a cabo por completo el proceso de curación para prevenir un empeoramiento durante el siguiente conflicto. Toda medicación con cualidad simpaticotónica, tal como la cortisona, debe ser recomendada.

La quimioterapia y sus agentes citotóxicos disminuyen la elasticidad de las neuronas y sinapsis del cerebro ya que provocan un efecto llamado de acordeón. Durante la quimioterapia el edema es comprimido y liberado de manera alternativa, un mecanismo que puede llevar a romper las células en el edema cerebral.

 

Regresar al Contenido

 

 

 



Programas Especiales con Sentido Biológico (SBS)

Basados en las Cinco Leyes Biológicas en la Nueva Medicina Germánica® no hablamos más de "enfermedades" sino más bien de "Programas Especiales con Sentido Biológico" (SBS) dados por la madre naturaleza para asistir a nuestro organismo a resolver un conflicto biológico.

Dr. Hamer:

"Detectar los programas biológicos especiales de la naturaleza fue en realidad una revelación. Solo la vida misma puede escribir con tal dramatismo. Sin la muerte de mi hijo y mi propio y subsecuente caso de cáncer, probablemente la verdadera naturaleza de las enfermedades no habría sido descubierta en varias décadas, porque la medicina convencional se está alejando del secreto".
 

 


CÁNCER DE PRÓSTATA
Escrito por Dr. med. Ryke Geerd Hamer

El disparador de lo que comúnmente llamamos una enfermedad es siempre un conflicto biológico – un choque de conflicto hiperagudo – llamado en la Nueva Medicina Germánica, (GNM) un SDH. En el preciso momento en que ocurre un SDH, el choque impacta un área específica en el cerebro, a la cual le corresponde un órgano muy específico.

 

En un escáner cerebral de Tomografía Computarizada, éste impacto es visible como una configuración en forma de anillos (Foco de Hamer (FH) ó HH – Hamerscher Herd). Entre más se expande el FH, más grande es el tumor, la necrosis, o los cambios funcionales de las células del órgano.

El SDH es la piedra angular de la Ley del Hierro del Cáncer y de hecho de toda la Nueva Medicina Germánica. La mayoría de los pacientes saben exactamente cuando ocurrió su SDH ya que éste es invariablemente un evento estresante.

De acuerdo a la Segunda Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica cada enfermedad se desarrolla en dos fases: la primera, una fase fría y la segunda, una fase tibia, siempre y cuando exista una solución al conflicto. Desde luego, si el conflicto no puede ser resuelto, la enfermedad permanece en la fase activa del conflicto (fase-ac). En el caso del curso de una actividad conflictiva intense, el individuo pierde peso más y más y puede eventualmente morir de debilidad o caquexia (síndrome de desgaste). Hasta ahora, habíamos pasado completamente por alto esta segunda fase complementaria. Como resultado, nuestra comprensión de las enfermedades ha sido fundamentalmente errónea.

Basados en el Sistema Ontogenético del Cáncer y de las Enfermedades Equivalentes al Cáncer , existen dos tipos diferentes de tumores. Un tipo es el resultado de la proliferación celular en la fase activa (simpaticotónica) del conflicto; el otro es el resultado de un aumento celular en la fase (vagotónica) de curación, durante la cual la pérdida tisular (agujeros, necrosis ó ulceraciones) de la fase activa del conflicto es reparada con células nuevas.

En el cerebro, los centros de control de todos los cánceres que generan crecimiento de un tumor durante la fase active del conflicto se localizan muy cerca unos de otros. Desde un punto de vista evolutivo, todos ellos pertenecen a la misma capa germinal embrionaria y todos ellos tienen un propósito biológico muy específico.

 

Cada capa germinal se correlaciona con un área específica en el cerebro, a un tipo particular de conflicto biológico, a una cierta formación celular histológica, y a una muy específica capa germinal relacionada con microbios. Éste patrón básico es verdadero para las tres capas germinales y consecuentemente para todas las enfermedades.

Todos los cánceres que causan proliferación celular durante la fase activa del conflicto tienen su propio sitio en el tallo cerebral o en el cerebelo, por ejemplo, en el Cerebro Antiguo.

El cáncer de próstata pertenece al grupo de órganos que son controlados desde el tallo cerebral; éstos siempre forman tumores compactos de células tipo adeno durante la actividad del conflicto.

El conflicto biológico que se relaciona a la PRÓSTATA es siempre un ”conflicto semi-genital“ – eso es decir que el énfasis del conflicto es la procreación ó esta en relación con el género y no de manera exclusivamente sexual.

Por ejemplo:

  • una hija lleva a su padre a corte por un tema de herencias

  • un esposo encuentra a su esposa/pareja en la cama con un amante

  • un hombre mayor es abandonado por su joven esposa/pareja a favor de un hombre más joven

  • hechos feos o desagradables que salen a luz durante un divorcio

Durante la fase activa del conflicto un tumor de tipo adeno se desarrolla y, en el caso de todos los órganos controlados desde el tallo cerebral – se multiplican micobacterias (siempre y cuando se encuentren a la disposición) a un ritmo que es paralelo al crecimiento del tumor, en preparación para el ”trabajo“ que tienen que realizar durante la fase de curación después de que se haya resuelto el conflicto.

Entre más intensa es la actividad del conflicto, más rápido crece el tumor. Entre más tiempo dura el conflicto, más grande se hace el tumor. El paciente no siente dolor u otra incomodidad aparte de síntomas vegetativos como pérdidas de sueño, de apetito o de peso. La excepción ocurre en aquellos casos (cerca del 5%) en donde el tumor prostático presiona en la uretra causando una disminución del flujo de orina o un retraso. El cáncer de próstata no es doloroso durante la fase activa (fase-ac) del conflicto ni durante la fase de curación (fase-pcl).

Tan pronto como se resuelve el conflicto, todo ocurre en reversa: el paciente es de nuevo capaz de dormir, regresa su apetito y gana peso. Con la solución del conflicto las micobacterias que se multiplicaron durante la fase activa del conflicto se tornan entonces activas y comienzan a degradar el tumor. ¡Esta es la cirugía de la Naturaleza!

En la fase de curación la orina se hace turbia y olorosa (descarga tubercular); en ocasiones hay sangre en la orina. Típicamente el paciente cursa con sudores nocturnos, está muy cansado (nada raro 40°C / 104 F y arriba). Pero todo esto no es peligroso. La única condición que necesita el paciente es comer bien, comida rica en proteína.

La inflamación de la próstata durante el proceso de curación puede temporalmente comprimir la uretra. En ese caso, es recomendable usar un catéter o sonda por uno o dos meses o hasta que el tumor haya sido degradado y el flujo de orina normal se reestablezca. Después de eso, todo estará bien de nuevo.

Este proceso de curación tubercular natural del tumor de próstata es completamente inofensivo (fuera del catéter temporal) y no doloroso, mientras exista flujo urinario. Tampoco existe peligro de impotencia. No obstante, un tumor que frota a la uretra por un periodo largo de tiempo puede dañar células nerviosas y entonces causarla.

En el cáncer de próstata, el propósito biológico se encuentra en la fase activa del conflicto, cuando la producción de secreción prostática se incrementa. Después de que el conflicto ha sido resuelto (por ejemplo, el hombre ”re-conquista“ a la mujer que ha perdido o compensa la pérdida al tener una nueva novia) las células adicionales que formaron el tumor prostático o la Hiperplasia Prostática Benigna se vuelven superfluas; Ahora serán removidas por bacterias tuberculares. Al mismo tiempo, la eyaculación regresa a su cantidad previamente ”normal“.

Aún si no se encuentran disponibles micobacterias para descomponer el tumor, nada importante ocurre en el 95% de los casos, excepto talvez que el flujo de orina pueda estar restringido debido a la inflamación general de la próstata. Aún entonces, todo regresará a la normalidad cuando la inflamación ceda.

En el caso excepcional de que la inflamación presione la uretra y el tumor no pueda ser descompuesto (debido a la falta de bacterias), debe considerarse una operación. De todas formas, esto solo sería necesario en aproximadamente el 5% de los casos; y eso solo porque las bacterias no estuvieron presentes durante la actividad del conflicto. En otras palabras, ¡por razones no-biológicas!

Estos microbios los cuales previamente han sido vistos como ”asquerosos enemigos“ o como un ejército de ”virulentos oponentes“ que quieren destruirnos y que por lo tanto tienen que ser erradicados, éstos mismos microbios han resultado ser nuestros mejores amigos y nuestros más fieles ayudantes; son, por decirlo de alguna forma, basureros biológicos indispensables y restauradores de nuestro organismo.

Los microbios comienzan su trabajo solo después de que han recibido una orden explícita del cerebro en el momento exacto del comienzo de la fase de curación, cuando el organismo cambia de una simpaticotonia sostenida (actividad del conflicto) hacia una vagotonía sostenida (curación).

La terapia estándar es remover el cáncer (o lo que sea que sea visto como tumor) sin considerar si el tumor es un tumor de conflicto activo o uno de curación. Todo debe de ser cortado, basados en la suposición de que el crecimiento canceroso se origina de una célula anormal que nada en la sangre arterial a otros órganos en donde entonces crea un nuevo cáncer, una llamada metástasis. Aún si las células de cáncer pudieran viajar a órganos distantes, tendrían que llegar ahí a través de la sangre arterial. No obstante, hasta hoy en día, ¡ningún investigador ha encontrado todavía una célula de cáncer en la sangre arterial de un paciente con cáncer!

Por lo tanto, un diagnóstico de ”metástasis“ implica siempre una hipótesis no probada y de hecho incorrecta, que mantiene que los carcinomas secundarios se originan a partir de un cáncer primario. Nosotros no negamos el hecho de un segundo o hasta tercer carcinoma, al menos no en principio, pero si estamos en desacuerdo en cuanto a la forma en que éstos son evaluados e interpretados. ¿Cómo es que un cáncer de próstata que forma tumores compactos en la fase activa del conflicto migra a un hueso, por ejemplo, y causa ahí depleción celular?

La Nueva Medicina Germánica no es una medicina basada en hipótesis sino en Cinco Leyes Naturales Biológicas, demostrables sin excepción en tres niveles (psique, cerebro y órgano) y reproducibles en cada caso de un paciente.

 

Basados en este nuevo conocimiento, en la GNM debemos de considerar cuidadosamente lo que todavía tiene que hacerse en términos de tratamientos médicos y lo que no es ya necesario.



CÁNCER DE PULMÓN
Escrito por Dr. med. Ryke Geerd Hamer

La Tercera Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica, el ”Sistema Ontogenético de los SBS", organiza todas las llamadas enfermedades de acuerdo a su pertenencia a las capas germinales, es decir, en relación a la capa germinal interna, la capa germinal media, y la capa germinal externa, las cuales se desarrollan desde el principio del desarrollo embrionario.

Cada célula, y eso es decir cada órgano del cuerpo, puede ser asignada a una capa germinal específica y en concordancia con los desarrollos evolutivos, cada una de estas capas germinales se correlaciona a ciertas áreas del cerebro así también como a ciertas formaciones histológicas. Añadiendo, en lo que respecta a la proliferación celular y a la pérdida de células, los órganos dirigidos por la corteza cerebral y los órganos controlados por el cerebro antiguo responden exactamente de manera opuesta tanto en la fase activa del conflicto como durante la fase de curación.

Las células y órganos que se desarrollan a partir de la capa germinal interna tienen sus sitios de control en el tallo cerebral. En el caso del cáncer, estos siempre general aumento celular con tumores compactos de células tipo adeno. Por otra parte, las células y órganos que se desarrollan a a partir de la capa germinal externa, son controladas desde la corteza cerebral y siempre producen decremento celular en forma de úlceras o cambios funcionales, como los observados en la diabetes y las parálisis.

En lo que se refiere a la capa germinal media distinguimos un grupo antiguo y uno nuevo. Las células y órganos que pertenecen al grupo antiguo tienen sus sitios de control en el cerebelo, es decir, que todavía pertenecen al cerebro antiguo y producen en caso de cáncer, tumores de células tipo adeno durante la fase activa del conflicto. Las células y órganos que pertenecen al grupo nuevo tienen su centro de control en la médula cerebral o sustancia blanca y producen pérdida de tejido en forma de necrosis.

Esto muestra claramente que el cáncer no es un evento sin sentido, de células que proliferan de forma maligna, sino un proceso comprensible y aún predecible que se soporta muy preciso por leyes ontogenéticas.
 


Carcinoma bronquial
El cáncer epitelial escamoso intra-bronquial o carcinoma bronquial pertenece a la capa germinal externa y es controlado desde el cerebro. Por lo tanto, durante la fase activa del conflicto no hay proliferación celular (crecimiento tumoral) en la mucosa bronquial sino más bien lo opuesto, una ulceración, de hecho un carcinoma bronquial es de hecho una lesión ulcerosa.

Durante la fase de curación el bronquio se puede ocluir debido a la inflamación de la mucosa. Ésta oclusión, llamada atelectasia, es a menudo meramente una falta temporal de conducción de aire la cual, junto con el prurito (comezón), provoca una tos intensa. Es trágico que en la mayoría de los casos, solo sea en la fase de reparación que el carcinoma bronquial es descubierto. Si estos pacientes se encontraran con la Nueva Medicina Germánica antes de que les fueran dados diagnósticos y pronósticos negativos, el 95% de estos pacientes sobreviviría, porque están ya en la fase de curación.

Comenzando con el cerebelo, la lateralidad manual diestra o zurda se torna importante para establecer que lado del cerebro del paciente es el predominante. Para todos los centros de control del cerebelo y del cerebro existe una correlación cruzada del cerebro al órgano.

El conflicto que está ligado al bronquio es siempre uno de miedo en el territorio. El miedo territorial puede ser experimentado en dos formas: como un conflicto motor o como un conflicto sensorial. El miedo territorial sensorial se manifiesta durante la fase de curación como neumonía y como una lisis neumónica en la crisis epileptoide. El ”asma“ involucra a la musculatura bronquial la cual responde a un conflicto de miedo territorial motor, por ejemplo, no ser capaz de moverse o maniobrar.

Un miedo territorial solo puede ser experimentado por hombres o mujeres posmenopáusicas. Sin embargo una mujer zurda joven puede también desarrollar un carcinoma bronquial, pero solo como resultado de un conflicto femenino de susto-miedo. En este caso el carcinoma bronquial estaría acompañado de una depresión. Aquí también, las excepciones serían las constelaciones y los cambios hormonales (por ejemplo las píldoras de control natal).

De acuerdo a la Cuarta Ley Natural Biológica de la Nueva Medicina Germánica, ”El Sistema Ontogenético de los Microbios“, durante la fase de curación los órganos dirigidos por el cerebro antiguo descomponen sus tumores con la ayuda de microbios especializados, mientras que cualquier agujero o ulceración de los órganos dirigidos por el cerebro nuevo son regenerados con la ayuda de ciertas bacterias y virus (¡¡¡si es que existen!!!)


Cáncer de pulmón (adenocarcinoma)
Un adenocarcinoma alveolar, también llamado cáncer pulmonar, pertenece a la capa germinal interna, es dirigido por el tallo cerebral y siempre se relaciona con un conflicto de susto de muerte. El tumor crece durante la fase del conflicto activo, se descompone en la fase de curación por mico bacterias como las bacterias tuberculares (sólo si están presentes), se caseifica y es expectorado en la tos. Todo lo que queda son cavernas (agujeros).

Anteriormente pensábamos que los microbios causaban las tan llamadas enfermedades infecciosas. Esto parecía ser una afirmación razonable ya que estos microbios siempre están presentes en las enfermedades infecciosas. Sin embargo, esto no era realmente correcto, porque cada enfermedad infecciosa es precedida por una fase activa de conflicto y sólo cuando el conflicto relacionado es resuelto se les permite a esos microorganismos volverse activos.

 

De hecho, son activados y dirigidos desde el cerebro. Los Microbios asisten el proceso de curación al descomponer tumores, mismos que se han vuelto superfluos, o reconstruyen y rellenan espacios, necrosis y ulceraciones de tejido. Los Microbios son nuestros fieles ayudantes. La noción de un sistema inmune como la de un ejército que pelea con los microbios malignos es patentemente errónea.

Si las bacterias tuberculares están ausentes durante la curación, los nódulos del pulmón permanecen en su sitio. Hay muchos pacientes en condición de acarreadores que tienen un sinnúmero nódulos pulmonares de diferentes tamaños, originados de un susto de muerte, por ejemplo, relacionado con un familiar que se ha accidentado (o una mascota).

 

Tales nódulos pulmonares son accidentalmente descubiertos durante examinaciones de rutina, frecuentemente años después, cuando los pacientes no están ya enfermos. Si hubiesen tenido bacterias tuberculares presentes en aquel tiempo, tendrían ahora cavernas pulmonares y nadie hablaría de un tumor en el pulmón.

Los nódulos pulmonares en curación eran también usualmente diagnosticados como tuberculosis pulmonar. Ahora son diagnosticados cada vez más como cáncer pulmonar. De ésta forma la tuberculosis ha disminuido (como enfermedad) y el cáncer se ha incrementado. Es extraño que nadie haya notado esto.

Cuando un paciente recibe un diagnóstico de ”cáncer“, esto es frecuentemente experimentado como un choque devastador que dispara inmediatamente sucesivos conflictos de pánico y nuevos choques de conflicto produciendo nuevos cánceres, los cuales la medicina convencional llama entonces ”metástasis“. Entonces, las ”metástasis“ son primera y principalmente causadas por diagnósticos iatrogénicos (causados por el doctor)- y por choques de los pronósticos.

La ”fábula de la metástasis“ es una conglomeración de todo tipo de suposiciones y de hipótesis no probadas. Ningún investigador ha sido capaz de encontrar una célula de cáncer en la sangre arterial de un paciente con cáncer. Si fuera verdad, éste es el lugar donde normalmente lo encontrarías – nadando en la corriente de sangre periférica del cuerpo.

 

Es un dogmatismo enfermo y medieval el pensar que células cancerosas migrantes, en sus nunca observadas vagancias a través de la sangre, puedan mutar en otro tipo de célula. Como ejemplo, una célula de cáncer de colon (endodérmica y controlada por el tallo cerebral) que ha formado un tumor de tipo coliflor (exofítico) en el colon, es imaginado que repentinamente viaja hacia el interior de los huesos (mesodérmicos y controlados por la sustancia blanca cerebral) produciendo pérdida de tejido óseo.

”El Sistema Ontogenético de los SBS´s“ (Tercera Ley Biológica) ahora ya, ha refutado eso de manera definitiva, por ejemplo, una célula que era controlada por el cerebro antiguo y que ha creado tumores compactos, podría de repente dejar su destinado sitio de control cerebral, asociarse al cerebro y generar decremento celular.


Carcinoma pleural
Muy a menudo, los pacientes experimentan un diagnóstico de ”cáncer de mama“ o uno de ”cáncer de pulmón“ como un ataque (conflicto) en contra del área del tórax y como resultado desarrollan un cáncer de pleura adicional ó carcinoma pleural. Este tipo de carcinoma, biológicamente pertenece al mesodermo del cerebro antiguo del cerebelo y por lo tanto genera un tumor de células tipo adeno durante la fase del conflicto activo.

 

Con la proliferación celular el organismo trata – y este es el propósito biológico – de protegerse contra tales ataques formando un mesotelioma plano (carcinoma pleural), el cual esencialmente refuerza la pleura.

Un mesotelioma pleural de este tipo solo es observado después de que un conflicto ha sido resuelto. Eso ocurre porque todos los tumores dirigidos por el cerebelo producen fluidos durante la fase de curación. En el caso de la pleura, estos son llamados efusión pleural – en el peritoneo le llamamos ascitis, y en el pericardio efusión pericárdica.

 

Desde luego, esto es verdad solo con el ”Síndrome“ – de otra manera, lo le llamamos pleuritis, peritonitis o pericarditis.


Carcinoma de células bronquiales pequeñas
Con la medicina ortodoxa, el paciente se encuentra ahora brincando del fuego al proverbial sartén. El diagnóstico de ”carcinoma pleural“ (interpretado como ”metastasis“) muy probablemente dispara un nuevo choque, por ejemplo, un conflicto de miedo al cáncer o un conflicto de miedo frontal, el cual causa ulceración en los conductos faríngeos.

 

Esto también es usualmente observado solo en la fase de curación, cuando la mucosa epitelial escamosa en el área ulcerada se inflama, y se forman los quistes llenos de fluido seroso. La medicina convencional llama a esto erróneamente un ”linfoma“ no Hodgkin centro-quístico-centro-blástico. Después de varias recaídas, los quistes se induran.

 

En el mediastino pueden alcanzar al diafragma. Aún aquí, el diagnóstico es dado exclusivamente en la fase de curación, cuando el paciente siente incomodidad. Trágicamente el diagnóstico se vuelve ahora un ”carcinoma de células pequeñas“.

Seguramente no es difícil darse cuenta por qué, después de solo unas semanas o meses, la mayoría de los pacientes mueren como resultado del pánico y de los subsiguientes conflictos. Uno puede asumir fácilmente que alrededor de un 80% de los cánceres secundarios y terciarios son resultado de choques de diagnóstico inducidos iatrogénicamente junto con una obsoleta pseudo-terapia.


”¿Fumar produce cáncer de pulmón?"
En un estudio a gran escala que duró varios años, miles de hámsteres fueron expuestos constantemente a humo de cigarrillo, mientras que animales de control no lo fueron. Los investigadores descubrieron que ni un solo animal manifestó carcinoma bronquial o cáncer de pulmón. Simplemente les faltó saber el hecho de que los hámsteres viven bajo tierra y no tienen miedo absoluto al humo.

 

Es por eso que no tienen un código en sus cerebros, ninguna luz de alarma en contra del cigarrillo.

Con los ratones caseros, es exactamente al revés. Sufren de un susto de muerte agudo con la menor cantidad de humo y huyen. De hecho, en tiempos medievales, cuando uno observaba un enjambre de ratones corriendo fuera de una casa, uno sabía que en algún lugar había fuego. Algunos de estos ratones de hecho pueden desarrollar cáncer de pulmón, disparado por un susto de muerte.

Estos ejemplos deberían ser suficientes para ilustrar que hoy en día, las pruebas con animales no son más que pura crueldad, ignorando que los animales tienen alma. Luego entonces, me permito hacer la siguiente predicción: un día, toda experimentación animal será expuesta como una desgracia para nuestra sociedad y será vista como testimonio de nuestra indecible falta de conocimiento y sensibilidad. Tampoco existe prueba alguna de que las sustancias cancerígenas actúen de forma directa en un órgano, saltándose al cerebro.

La medicina convencional ha reunido muchos hechos correctos. La Nueva Medicina Germánica® no niega la mayoría de estos hechos.

 

Desde luego, si refutamos su interpretación.



CÁNCER DE COLON (intestino delgado, colon, sigmoides, recto)
Escrito por Dr. med. Ryke Geerd Hamer

Los cánceres del intestino pertenecen al endodermo o capa germinal interna, por lo que respecta a su relación con su capa germinal. El centro de control está situado en el tallo cerebral, por lo cual los tumores (de células tipo adeno) crecen durante la fase activa del conflicto.
 


Cánceres de colon, recto y sigmoides (endodermo)
Los adenocarcinomas controlados por el tallo cerebral se desarrollan en el canal alimentario cuando no podemos ingerir, tragar, digerir, o eliminar un ‘BOCADO’.

 

En términos evolutivos, éstos son conflictos biológicos arcaicos aplicables de igual forma al hombre y a los animales. Los animales experimentan todavía tales conflictos en términos reales, mientras que nosotros, los humanos, a menudo los sufrimos en una forma transpuesta, ‘culturizada’, o aún de una forma paranoide. Podemos percibir dinero, ganancias, o un negocio como un bocado y sufrir un conflicto biológico cuando lo perdemos. En un contexto natural, las cuentas bancarias serían consideradas como completamente carentes de valor.

Para los animales un bocado que no puede ser tragado o digerido es un pedazo de comida verdadero. Por ejemplo, un animal puede tener un conflicto de bocado indigesto cuando un pedazo de hueso es tragado de manera un poco voraz y se atora en el intestino, causando un cólico. Junto con el cólico, un Programa Especial de la Naturaleza con Pleno Sentido Biológico (SBS) es activado instantáneamente con un cáncer intestinal (tumor creciente compacto de tipo coliflor o exofítico) que crece en dirección hacia la boca (”cuesta arriba“, como lo llamaríamos en un río).

El tumor continua creciendo mientras el conflicto está activo. Simultáneamente, micobacterias (bacterias tuberculares) proliferan en la sangre, siempre y cuando el individuo tenga al menos una sola bacteria de este tipo disponible – en la Naturaleza, la presencia de bacterias de la tuberculosis se da por un hecho. Durante la fase activa del conflicto solo hay tantas bacterias como se requieran para descomponer después el tumor, en la fase de curación.

El propósito biológico del tumor es asegurar que se produzcan suficientes jugos digestivos para reducir el bocado de tamaño, de forma tal que pueda pasar (como un cubo de hielo puesto en agua tibia). Tan pronto como el bocado ha pasado, la conflictolisis (CL= solución del conflicto) se produce. El tumor, que ya no tiene más ningún propósito, es ahora degradado (caseificado) por medio de la tuberculosis - con la ayuda de mico bacterias y hongos – y eventualmente desaparece. Aquí el programa biológico especial es completado.

Uno podría preguntarse, ¿que hay de ”maligno“ en todo esto? La respuesta es: ¡realmente nada! Porque todo lo que hace la Madre Naturaleza es benigno. Somos solo nosotros, los humanos, quienes hemos sido ”malignamente ignorantes“.

Siempre nos hemos imaginado a los microbios como una gran y hostil armada que tiene que ser combatida por el sistema inmune. Eso era incorrecto porque los microbios nunca fueron nuestros enemigos, sino nuestros infalibles amigos y ayudantes, a quienes en nuestra estupidez, hemos casi exterminado.

Por supuesto, para nosotros los humanos, tal conflicto indigesto ya no es más un bocado de comida pero puede ser un coche, una casa, una herencia, un negocio fallido, un juicio perdido, un lugar de trabajo, o algo así. Pero no importando esto, nosotros reaccionamos de la misma forma biológica arcaica como si se tratara de un bocado de comida que produce nuestro "conflicto indigesto".

En el caso del cáncer de colon, este conflicto biológico es cualquier:

  • enojo indigesto desagradable (colon) ó

  • ”conflicto de suciedad o porquería“ desagradable, innoble (recto) ó

  • ”conflicto de suciedad o porquería“ asqueroso, mal intencionado (sigmoides)

Luego entonces el paciente tiene que aprender a traducir el conflicto a un lenguaje biológico. Para comprender tales conflictos biológicos arcaicos uno tiene que entenderlos en términos evolutivos en conjunto con la manifestación orgánica.

Por ejemplo, un hombre piensa que se ganó la lotería y ya ha invitado a todos sus amigos y parientes, cuando se entera que el boleto de lotería es inválido. Eso es decir que la persona ya ha conseguido el bocado ”premio de lotería“, pero al final tiene que renunciar a el. Ciertamente un perro no estará mínimamente interesado en un premio de lotería, olfateará los billetes y pensará ”esto no tiene valor“.

 

Pero para un ser humano, que puede comprar todo tipo de cosas con ellos, este es un ”bocado“ valioso y la persona que ha sufrido esto ”no puede obtener el bocado“, el conflicto desarrollará un carcinoma de paladar (mientras que el perro solo tendría tal tipo de tumor como resultado de que un bocado real ha sido arrancado de el).

Otro ejemplo sería un paciente que sufre un conflicto indigesto porque ha ”tragado un bocado“ pero no puede ”digerirlo“. Por ejemplo, recién compra una casa y de repente descubre que el contrato de compraventa no es válido, de que ha sido engañado y de que ahora ha perdido la casa.

Por lo tanto, un paciente debe aprender a identificar el SDH – su lugar exacto en el tiempo y desde luego el correspondiente contenido del conflicto. Luego debe ver felizmente sorprendido, que existe claramente un sistema que se está llevando a cabo. No necesita más tener pánico, porque no solo puede entender la causa que subyace a los síntomas sino también enteramente el curso de los eventos.

Es una completa locura y un dogmatismo medieval el pensar que células cancerígenas migrantes, en su todavía nunca observada migración a través de la sangre, puedan mutar a otro tipo celular. Como ejemplo, una célula cancerígena de colon (endodérmica y controlada por el tallo cerebral que ha formado un tumor tipo coliflor (exofítico) en el colon es imaginado que repentinamente viaja hacia los huesos (mesodérmicos y controlados desde la sustancia blanca) produciendo pérdida de hueso. Una suposición tal, es nada más que una hipotética fábula de hadas.

Lo que los médicos llaman ”metástasis“ son de hecho nuevos cánceres, emanados de nuevos choques de conflicto, primariamente iatrogénicos (causados por un doctor) por choques del diagnóstico y pronóstico. Ningún investigador ha sido capaz de encontrar células cancerígenas en la sangre arterial de un paciente con cáncer.

 

Si eso fuera verdad, es exactamente ahí donde se encontrarían normalmente, nadando en el torrente sanguíneo periférico del cuerpo.


Carcinoma peritoneal (mesodermo)
En el momento en que al paciente le es comentado que tiene un cáncer intestinal que necesita ser operado, usualmente sufre dos nuevos conflictos:

  1. un ataque mental en contra de el abdomen que esta a punto de ser cortado por dentro (tal conflicto biológico causa un mesotelioma peritoneal)

  2. invariablemente un carcinoma hepático, siempre derecho dorsal.

Éste último expresa el miedo biológico de que debido al tumor, la comida no pueda pasar más por el intestino, por ejemplo, el paciente sufre un miedo arcaico de literalmente morirse de hambre. Esta imagen también puede dispararla el pánico de tener un íleo (obstrucción intestinal mecánica).

Si pasa algún tiempo entre el diagnóstico y la operación, el cirujano usualmente encuentra ”metástasis“ en el peritoneo; si éste realizara también una resonancia magnética nuclear (RMN) del hígado antes o después de la operación, encontraría los nódulos solitarios hepáticos mencionados anteriormente posteriormente y a la derecha. Desafortunadamente, hay muchos ejemplos de que un paciente así es entonces etiquetado como un ”caso incurable y sin esperanza“.

Mientras que anteriormente, la teoría de la metástasis era la doctrina médica estándar, podemos ahora sistemática, lógica y biológicamente reconstruir los procesos. Nos damos cuenta de que el paciente tiene nuevos cánceres como resultado de conflictos disparados iatrogénicamente sufridos a través de un diagnóstico imprevisto y por el anuncio de la necesidad de realizársele una operación.

 

Fuera de la ignorancia de las causas reales, los cirujanos a menudo extirpan los nódulos hepáticos y remueven tanta ”metástasis peritoneal“ como les sea posible. Después de la operación el paciente cree que se encuentra ahora ”libre de su aflicción“ y, como signo de la solución de su conflicto de ataque al abdomen desarrolla ahora ascitis (efusión en la cavidad abdominal) como signo de curación.

 

En estos días, los cirujanos y oncólogos interpretan esto como el principio del fin, desde luego, ninguno de ellos entiende las relaciones biológicas causales. A partir de este momento, el paciente se encuentra en un círculo vicioso pues todo lo que ”pasa“ en su colon disparará una recaída del carcinoma hepático.

El hecho de que un segundo o tercer carcinoma este presente, aquí no se pone a prueba, solo lo es su interpretación, porque es patentemente incorrecta.

Y ahora hemos llegado a la cuestión del significado biológico original de tales tumores.

Estos cánceres (o tumores) no son del todo un sinsentido. De hecho tienen un propósito muy especial. Cuando el ”bocado“ esta ya ”atorado“ en el canal intestinal, es decir, el bocado ya ha sido tragado pero no puede ser digerido porque es muy grande, se está formando un crecimiento (o tumor). Tal tumor esta formado de células intestinales ”desechables“ (para ser usadas una sola vez), cuyo propósito es producir muchos jugos digestivos de forma que se transforme el ”bocado“ en digerible para que pueda pasar mejor.

Basados en el conocimiento de la Nueva Medicina Germánica, necesitamos reflexionar sobre lo que debemos hacer en casos en los que la obstrucción intestinal amenaza con bloquear el colon. En ese caso, una cirugía preventiva, ciertamente debería de realizarse. No necesitamos hacer nada más, dado que en el momento de la solución del conflicto el Programa Biológico Especial con Sentido (SBS) cambia naturalmente a la fase de curación.

Durante la fase de curación, las micobacterias son activadas para caseificar el tumor (siempre y cuando el paciente haya tenido disponibles micobacterias en el momento del SDH porque después de ese momento no serán de ninguna utilidad). El proceso de descomposición es ocasionalmente acompañado de sangrado. Después de tres o cuatro meses, solo habrán cicatrices ahí en donde alguna vez hubo un tumor. Esto hace a la Naturaleza el mejor cirujano en el mundo. Desde luego, si el paciente no porta ninguna micobacteria, entonces uno podría llegar a considerar la remoción quirúrgica del tumor.

 

Esto solo hace sentido cuando el conflicto relacionado ha sido resuelto de forma definitiva.


Cancer del intestino delgado
Los cánceres del intestino delgado - ambos, tanto del proximal (yeyuno) como del distal (íleon) – son controlados desde el tallo cerebral. El conflicto es ya sea una ”incapacidad de digerir el bocado“ ó un conflicto de ”bocado indigesto“, con el aspecto adicional de morirse de hambre.

 

La fase de curación del cáncer del íleon, durante la cual son expulsadas membrana mucosa y sangre con los excrementos, es también conocida como enfermedad de Crohn ó Morbus Crohn.


Colitis ulcerosa
Si uno esta sufriendo de colitis ulcerosa uno se encuentra ya en fase de curación de un carcinoma intestinal de tipo resortivo que está creciendo de manera extensa. (”Colitis ulcerosa“ es de hecho un término incorrecto para denominar a los periodos de curación tubercular recurrentes o de conflictos recurrentes frecuentes). El conflicto siempre se relaciona a un tema ”desagradable“ o ”feo“ que no puede ser absorbido o asimilado, reflejando la función del intestino de absorber nutrientes a la sangre y circulación linfática.

Cualquier ocasión en que el paciente re-experimenta una recaída del conflicto, los doctores piensan que hay una ‘remisión’, y la fase de curación subsiguiente es llamada una ”enfermedad“ nombrada colitis ulcerosa. Los síntomas clínicos de ésta fase de curación son: diarrea, partículas de mucosa y sangre en las heces fecales, sudores nocturnos, pero buen apetito.

 

La terapia es: un entendimiento del conflicto original, para poder evitar recaídas.


Absceso rectal
Un caso especial es el del absceso rectal, en donde observamos un tumor compacto creciendo por debajo de una membrana mucosa de epitelio escamoso. Éste es palpable pero no visible.

 

Cuando el tumor subyacente a la mucosa rectal es removido por medio de la caseificación, entonces estamos lidiando con un absceso submucoso.

 

Un buen número de tales abscesos son rutinariamente considerados como ”hemorroides“ y designados como abscesos para-anales.


Cáncer rectal (ectodermo)
El cáncer rectal que pertenece a la capa germinal externa (neoencéfalo) forma úlceras en vez de tumores durante la fase de conflicto activo. Durante ese tiempo, las úlceras nunca sangran, ni tampoco producen espasmos ni dolor.

 

Después de la solución del conflicto las úlceras son reparadas bajo el proceso de inflamación. Típicamente, formarán ahora hemorroides, acompañadas de sangrado, hiperestesia (sensibilidad extrema), y dolor. Con el ”Síndrome“ (retención de agua) éstos síntomas son particularmente severos. ¡El dolor es causado por el espasmo muscular!

Mientras que en los conflictos del tallo cerebral la lateralidad manual de los pacientes es insignificante, ésta es de la mayor importancia cuando lidiamos con conflictos cerebelares y cerebrales. También así de importante es el estado hormonal actual, por ejemplo la menopausia, el control natal con píldoras, etc.

Podemos determinar con una simple prueba del aplauso si una persona es diestra o zurda: El diestro tendrá la mano derecha arriba cuando aplaude; con el zurdo esto es al revés. Más aún, con los zurdos el conflicto es transferido al hemisferio cerebral opuesto (por ejemplo, en lugar de una úlcera rectal, encontramos una úlcera estomacal o del conducto biliar).

Muchos cánceres son solo detectados cuando ya están en la fase de curación debido a que es este periodo el que ocasiona mayor incomodidad. Esto incluye a los cánceres intestinales que son encontrados más a menudo cuando comienzan a sangrar. De nuevo, los doctores consideran estos síntomas de curación como síntomas de cáncer.

Hasta ahora, no habíamos tenido una comprensión real de lo que causa cáncer porque no estábamos conscientes de la relación causal subyacente, ni tampoco y más importante, del origen evolutivo de nuestros programas de conflicto biológicos. Es por esto que en nuestra ignorancia, siempre habíamos mantenido que el cáncer es un proceso maligno, caótico, azaroso e incontrolable.

¡Esto es completamente erróneo!

 

De acuerdo a la ”Quintaescencia“ de la Quinta Ley Biológica de la Naturaleza, tales apariciones de cáncer son y siempre han sido Programas Especiales de la Naturaleza con pleno Sentido Biológico (SBS).

 



CÁNCER DE MAMA
Escrito por Dr. med. Ryke Geerd Hamer

En un nivel emocional, la mujer experimenta la unión con su hijo (así también como con su pareja) de manera predominante en sus senos. Es por esto que los cánceres de mama son las enfermedades más comunes en las mujeres.

La Nueva Medicina Germánica (GNM) reconoce dos tipos de cáncer de mama:

  1. Cáncer de mama glandular, también llamado clínicamente carcinoma mamario adenoide, perceptible como un sólido abultamiento compacto.

  2. Cáncer del conducto galactóforo, clínicamente conocido como carcinoma intraductal, el cual no es perceptible durante la fase activa del conflicto. La mujer podrá percibir solamente una ligera sensación de jaloneo en el área afectada.

Adicionalmente, la piel exterior de la mama puede desarrollar carcinomas del epitelio escamoso de la piel o neurodermatitis – los cuales pueden ocurrir también en cualquier otra parte.

En general, los conflictos ligados al carcinoma de la glándula mamaria siempre se relacionan con un conflicto de pelea ó de preocupación, mientras que para la ulceración de los conductos galactóforos siempre es un conflicto de separación.

La importancia de la lateralidad manual derecha o lateralidad manual izquierda: cualquiera puede establecer su propia lateralidad. Aplaude con tus manos como lo harías al aplaudir en un teatro.

La mano que se encuentra arriba es la prominente, la mano que lidera, e indica la lateralidad biológica de la persona. Si la mano derecha golpea a la izquierda, entonces uno es diestro y de forma opuesta, si la mano izquierda golpea a la derecha, uno es zurdo. Esta prueba es muy importante para descubrir desde que hemisferio cerebral funciona la persona, porque existe gente que zurda que se rehabilitó y que se desempeñan como diestros. De forma simple, el hemisferio derecho tanto del cerebelo como del cerebro controlan predominantemente el lado izquierdo del cuerpo, y por el contrario, el hemisferio izquierdo tanto del cerebelo como del cerebro controlan el lado derecho del cuerpo.

En breve: una mujer diestra asocia su seno izquierdo a su hijo, su madre y su nido (casa, morada). Su seno derecho no solo se relaciona con su pareja (esposo o amigo), sino también con parejas o compañeros como el padre, el hermano, la hermana, la suegra, el jefe, vecino, etc. También ella puede considerar a los niños pequeños o animales como ”sus hijos“.

Si una mujer diestra desarrolla cáncer de la glándula mamaria en su seno izquierdo, entonces ella tiene ya sea un conflicto de preocupación relacionado con su hijo, madre o nido, ó un conflicto de pelea con su hijo, madre o respecto a su nido. Por otra parte, hablando de ulceración del conducto galactóforo, ella esta en conflicto activo de separación de su hijo, madre o nido.

En una mujer zurda, esto ocurre al revés: su seno derecho se relaciona con su hijo, madre o nido, y el izquierdo con su pareja u otras parejas, como lo descrito arriba. Luego entonces, si tiene un cáncer glandular mamario en su seno derecho, ella tiene un conflicto de preocupación/pelea relacionado con su hijo, madre o nido. En la ulceración del conducto galactóforo, ella esta con un conflicto activo de separación relacionado con su hijo, madre o nido.

Debido a que el contenido del conflicto en ambos tipos de cáncer es diferente, los centros de control en el cerebro se encuentran también en sitios diferentes. El sitio cerebral para el cáncer glandular mamario (mesodermo) está en el área lateral del cerebelo, y el centro de control de las ulceraciones de los conductos galactóforos (ectodermo) está en la corteza sensorial del cerebro. Ambos sitios de control del órgano (mama) en lados opuestos.

El cáncer glandular mamario pertenece a los cánceres que son controlados desde el cerebro antiguo, el cual, de acuerdo con el ”Sistema Ontogenético de los SBS“ (Tercera Ley Biológica) genera proliferación celular durante la fase activa del conflicto. En contraste, las úlceras de los conductos galactóforos están dirigidas desde el cerebro con ulceración (degeneración del tejido) durante la fase activa del conflicto.

En la fase de curación, todo se desarrolla de forma contraria: los tumores compactos que crecieron durante la fase activa del conflicto por medio de la proliferación celular, son ahora degradados y descompuestos (caseificados) por microbios, por ejemplo hongos o mico bacterias, tales como bacterias tuberculares (si están presentes). La pérdida de tejido dirigida por el cerebro es restituida por medio del aumento celular durante la fase de curación.

En la practica médica convencional, éstas correlaciones no se conocen, y nadie hace diferencia entre una fase active del conflicto y una fase de curación.

 

Uno simplemente designa a todo lo que causa una proliferación celular o un cambio en el tejido como ”maligno".


Cáncer glandular mamario
Ejemplo: Una mujer sufrió un SDH, cuando dejo caer a su hijo. El bebé se golpeó la cabeza contra el piso y estuvo inconsciente por un tiempo.

 

Debido a que la mujer experimenta el choque como un conflicto de preocupación madre-hijo y era diestra, el cáncer de mama glandular se desarrolló en su seno izquierdo. Esta respuesta no carece en forma alguna de significado. El propósito de incrementar tejido glandular mamario adicional es asistir a su bebé al proveer más leche maternal que antes. De esta forma el organismo de la madre trata de compensar el daño realizado.

El tumor de la glándula continua creciendo (con aumento en la producción de leche) mientras el conflicto persista. Entonces, durante la simpaticotonia, por ejemplo, en la fase active del conflicto, la madre nodriza tiene en su seno ”enfermo“ más leche que antes. La solución solo ocurre cuando el niño está bien de nuevo. Éste es el momento en que la glándula mamaria deja de multiplicarse.

Ahora podemos ver que los cambios que previamente llamábamos enfermedades son de hecho, exactamente lo contrario, a saber, interacciones con los procesos biológicos de la Naturaleza con mucho sentido, por ejemplo, entre una madre y su hijo, o entre una mujer y su pareja.

Otra mujer tuvo un conflicto en relación a su esposo, que le causó cáncer en las glándulas mamarias. Ya que permaneció en fase activa del conflicto hasta después de haber dado a luz a su hijo, ella continuo produciendo leche de forma abundante en el seno derecho de la pareja por mucho más tiempo del que el seno izquierdo, incluso cuando éste ya había cesado. Al final de la lactancia, el cáncer de la glándula mamaria pasó por una caseificación tubercular con los sudores nocturnos acostumbrados y finalmente la descomposición.

Este proceso de curación puede ser doloroso; El tan llamado ”dolor cerebelar“ es típico en la curación del corium de la piel : El corium o dermis es la parte de la piel que se encuentra debajo de la epidermis. Es nuestra primera piel la cual se desarrollo durante el curso de la evolución, particularmente con herpes. Las mujeres lo describen como un dolor agudo en el sitio del tumor. El dolor es causado por la formación de cicatrices (cicatrización). Al final de la fase de curación, un escáner de la mama (tomografía computarizada) mostrará una caverna en el sitio previo del tumor.

El proceso también ocurre fuera del periodo de lactancia y en mujeres no lactantes, en general. Si por ejemplo, una mujer experimenta una preocupación madre/hijo después de que la lactancia se ha detenido, un tumor de glándula mamaria crecerá inevitablemente, simulando el intento de ofrecer más leche a su lactante, aún si su bebé ya no es un lactante. Esto ha llevado a pensar a nuestros médicos modernos a considerar tales tumores como algo totalmente sin sentido y enfermo – como un error de la Naturaleza – porque perdieron completamente el entendimiento de su propósito original.

En la fase de curación – solo si el conflicto de ha resuelto – el tumor es degradado por bacterias tuberculares (si están presentes). Si no hay bacterias de la TB disponibles, el tumor se encapsula y permanece en su sitio, por supuesto sin caseificación.

Podrás preguntar, ¿pero entonces cómo es que alguien puede morir de cáncer de mama?

Aparte de los conflictos de larga duración, que en casos raros llevan hacia la muerte, uno debe decir que los conflictos de pánico iatrogénicos, como los causados por los médicos tales como el pánico al cáncer (ver ”conflictos de miedo frontal“, pánico de morir, ó conflicto de auto devaluación) que siguen a un diagnóstico de cáncer de mama a menudo disparan nuevos cánceres (la medicina ortodoxa llama a esto 'metastasis').

 

Desafortunadamente, esto es la regla en estos tiempos –y uno puede morir fácilmente de esos miedos. Desde luego, todo esto está totalmente fuera de relación con la enfermedad original.


Cáncer de mama intraductal
Mientras que en la fase activa del conflicto del cáncer de la glándula mamaria existe proliferación celular, observamos ulceración o pérdida de tejido en el recubrimiento del conducto galactóforo durante la fase activa de un SBS del conducto. Desde un punto de vista psicológico, estamos lidiando siempre con un conflicto de separación ya sea de un hijo, madre o pareja.

 

Tenemos que observar este tipo de conflicto en una forma enteramente realista y literal, como si dos individuos estuvieran pegados, y junto con la separación es arrancado un pedazo de piel. Esto es lo que típicamente vemos en el cuadro clínico de neurodermatitis. Desde luego, estas ulceraciones son el único síntoma, el otro es una parálisis sensorial de los conductos galactóforos.

Si la parálisis sensorial alcanza la parte externa de la piel de la mama, la mujer no tiene sensibilidad en el pezón. Esto no es usualmente notado, como de forma opuesta lo es el carcinoma de la glándula mamaria en donde, dependiendo del tamaño del seno y la localización, un abultamiento puede sentirse ya tan solo después de unas semanas.

Una excepción con el cáncer de los conductos galactóforos es el tan llamado abultamiento cirrótico, que ocurre si el conflicto continúa prácticamente sin parar. En una mamografía, tal abultamiento cirrótico puede algunas veces tomar forma de un nódulo compacto. También son típicos los depósitos de calcio (micro-calcificación).

Una vez que el conflicto de separación es resuelto, emerge una complicación que biológicamente no está planeada porque en el curso del proceso natural de curación, el bebé succionará normalmente la mama seca.

 

Así como la leche no se está produciendo (en una mujer que no está lactando), la secreción de la herida a menudo no tiene salida y entonces se congestiona en la mama. Como resultado, la mama se torna caliente, roja brillosa, y aumenta de volumen rápidamente. En este caso la mama se hace más grande solo en el inicio de la fase de curación, mientras que en el cáncer de la glándula mamaria el proceso es al revés.

Una mama que gotea es una buena señal y un buen indicador de que los conductos galactóforos afectados no están completamente congestionados y entonces la secreción puede vaciarse al exterior a través del pezón (en ocasiones esta secreción literalmente escurre). Incómodo como puede parecer, la sensibilidad regresa ahora, a veces casi de forma excesiva (hipersensibilidad o hiperestesia). Si el conflicto a durado un largo periodo de tiempo, la mujer a veces nota una sensación de estiramiento interno de la mama.

Uno debería operar un cáncer de mama solo si pareciera aconsejable. Por ejemplo, cuando una mujer se siente desfigurada debido al abultamiento, o cuando se desarrolla un melanoma relacionado a un SDH y/o si por alguna razón, la capa de epitelio estalla. Esto daría como resultado una mama abierta, fétida y que supura, lo cual puede ser muy problemático.

 

Lo mismo también ocurre cuando la mama es abierta por un corte, o a través de una punción.


 



Las MEDIDAS TERAPÉUTICAS en la NUEVA MEDICINA GERMÁNICA® requieren sentido común


Introducción
Aplicar el sentido común sería tan simple, tan enriquecedor, tan adecuadamente a tono con las necesidades del paciente y una base fundamental de la práctica médica profesional. Pero lo que parece simple es a menudo la tarea más difícil de llevar a cabo. Se debe recordar que a través de las épocas, nuestros ancestros solían seleccionar a los individuos más sabios (en términos del sentido común) para servir como doctores, hechiceros y hombres de medicina; una persona que estuviese familiarizada con los altibajos del alma humana era considerada ”sabia“.

De acuerdo con los principios de la Nueva Medicina Germánica® (GNM), cualquier intervención terapéutica en el tratamiento de pacientes con cáncer comienza explicando el contexto, ayudando al paciente a sobreponerse al miedo inquietante de que ”células metastásicas“ se encuentran desplazándose por su cuerpo, y explicando la patogénesis y progresión de su enfermedad, algo de lo que el quizá ya se encuentra al pendiente.

 

La Nueva Medicina Germánica es diametralmente opuesta a las terapias médicas convencionales, incluyendo sus aplicaciones más exóticas.

 

En la medicina convencional, el paciente, ser que sufre y que soporta su enfermedad, es usualmente sujeto al mero tratamiento de sus síntomas, con cirugía, radiación y quimioterapia, morfina, o también con salvado, brotes de soya, inyecciones de muérdago, remolachas, etc.



El Papel del Paciente
Este (no-) sistema completo se ha vuelto obsoleto. Ahora el paciente se convierte en un ”agente“ activo en el tratamiento de su enfermedad. El asume la responsabilidad de resolver un conflicto, quizás con cierto apoyo, pero básicamente él tiene que resolver su conflicto por sí mismo. Una solución real es ciertamente lo mejor y lo más viable, una solución definitiva.

 

No hay una aproximación que se ajuste a todos, no hay en adelante, una receta general que deba ser aplicada para poder obtener soluciones posibles.

 

Solo existen posibles caminos para una solución óptima, y estos difieren de un paciente a otro. Está claro que una solución real puede no ser posible para algunos conflictos – éstos requieren una aproximación intelectual. Una perspectiva espiritual o religiosa puede ser útil para lograr esto, así como el apoyo de un amigo querido, como dice el lema: un dolor compartido es dolor a la mitad. Ofrecer apoyo espiritual a resolver un conflicto en un nivel intelectual ciertamente ha sido un elemento central de la religión a través de las épocas.

 

Basados en los principios de la Nueva Medicina Germánica®, sólo podemos decir a los pacientes acerca de los diferentes caminos para resolver su situación. Finalmente y desde luego, depende del paciente y sólo de él mismo, qué camino elige.

 

En otras palabras, el paciente maneja su propia terapia, pero siempre asistido por su médico, por si se presentan complicaciones.

Así, un paciente que va y viene entre las creencias de la medicina convencional y el concepto de la Nueva Medicina Germánica® sentirá como estarse mojando continuamente con baños de agua helada y agua caliente. Estando ya afectado por su enfermedad, el paciente no mantendrá su defensa por mucho tiempo.

 

La mera mención de un diagnóstico de cáncer o del término ”metástasis generalizada“ lo propulsará hacia un abismo de total impotencia. Para la mayoría de los pacientes, el supuesto común de que el cáncer continuará creciendo constituye una sentencia de muerte. Ser llevado de la esperanza al pánico, de la actividad a la pasividad, es entonces una situación catastrófica para el paciente.

 

Alternar entre estas ”duchas frías y calientes“ trae las peores complicaciones.


Complicaciones
Existe un número de complicaciones que también pueden ocurrir durante la fase de curación. Éstas no solo incluyen el proceso reparativo en el cerebro, sino también los mecanismos de reparación del cuerpo llevados a cabo en los crecimientos cancerosos. Esto es una ocurrencia normal en todos los procesos reparativos llevados a cabo durante la fase de vagotonía después de una llamada ”enfermedad“, como la hepatitis ó la influenza.

 

El paciente percibe como completamente aceptable el estar cansado y falto de energía por varias semanas, o en el caso de la hepatitis, por varios meses.

 

Desde luego, un paciente con hepatitis que se encuentra en la fase de curación, que esta cansado y exhausto, contrariamente y a pesar de sentirse bien, tenderá a pensar que esto no es normal. Muchos pacientes quienes cursaban todavía con su cáncer activo (simpaticotonía), comienzan a sentirse tan cansados durante la subsiguiente vagotonía que su debilidad visible los obliga a quedarse en cama.

 

Cada paciente con cáncer debe aprender que esta etapa es buena y deseada, y que de hecho esta es la etapa óptima. Por ejemplo, un paciente que se ha fracturado un hueso, esperará experimentar dolor mientras la fractura sana. Le es dicho que el hueso roto tiene que regenerarse por medio de la formación de células callosas, y que esto en ocasiones duele.

 

Esto es básicamente similar en los pacientes con lesiones osteolíticas. La osteolisis tiene que recalcificarse, el tejido que rodea al hueso aumenta de volumen notablemente, y este proceso se acompaña en ocasiones por un dolor severo, especialmente en las vértebras, cuando los foramina intervertebralia ó forámenes intervertebrales (pequeñas aberturas entre las vértebras) son comprimidos y empujan las estructuras nerviosas de la columna lumbar. En muchos pacientes el dolor es casi intolerable. Desde luego, un paciente que sabe que el dolor es parte integrante del proceso de curación que lleva hacia la recalcificación, estará mucho más preparado para tolerar este dolor.

 

Lograr la vagotonía (podríamos traducir vagotonía por cansancio o reposo continuo) en la fase de curación después de un estado de simpaticotonía (fase de estrés prolongada) en la fase activa del conflicto es como dar la bienvenida a la lluvia en una sequía.

En este punto el proceso de reparación del cuerpo se instala no solo en la lesión cerebral causada por el conflicto, sino que se llevan a cabo y se completan en el cuerpo todas las tareas ”suspendidas“ ó ”atrasadas“. Por ejemplo, una inflamación previa, se reactivará; el sangrado, previamente en un nivel mínimo, incrementa; y el peso que fue perdido es ahora recuperado.

 

Los "tumores malignos" ó las necrosis son reparadas, recalcificadas, y degradadas por microbios en el cuerpo. Desde luego, aunque muchas de estas respuestas son normales e incluso deseables, éstas pueden derivar en complicaciones, como el sangrado, o el aumento de volumen causado por el edema, llevando a comprometer funciones vitales (Ej. difteria comprometiendo las vías aéreas, un carcinoma bronquial comprometiendo los bronquios, o un carcinoma a los conductos biliares). Ninguna complicación entonces debe ser subestimada.

Distinguimos dos tipos de complicaciones: aquellas que ocurren en la fase activa del conflicto (tales como los desórdenes que aparecen en los pacientes diabéticos) y aquellas que ocurren durante la fase de curación. En el nivel cerebral, la mayoría de las complicaciones aparecen durante la fase de curación cuando se forma el edema cerebral, como señal de curación, produciendo presión en el cerebro. En este punto se necesita hacer todo lo posible para prevenir que el paciente caiga en un coma. En casos menos severos, el café, el té, la fructosa, la vitamina C, los refrescos de cola o una compresa helada aplicada en la cabeza, tal como en los viejos tiempos, son medidas útiles.

 

De todos los pacientes en la fase de curación, entre el 60 y 70 % no requieren medicación. Desde luego, la decisión de suspender la administración de medicamentos, solo debe de hacerse una vez que el escáner cerebral ha mostrado claramente que esto no es necesario.

 

Podemos aprender mucho de la Madre Naturaleza: un animal en la fase de curación se mantiene quieto de manera natural, duerme mucho y espera calmadamente hasta que alcanza el estado de normotonía. Durante esta fase de curación, ningún animal con un edema cerebral se expondría por sí mismo a la luz directa del sol, porque sabe instintivamente que el sol le hace más daño que beneficio.

 

Es recomendable aplicar compresas frescas a la marca caliente de la lesión cerebral (Foco de Hamer) especialmente en la noche, periodo de descanso vagotónico del ritmo normal día-noche. Los pacientes en la fase de curación sufren más durante la noche, hasta las 3 o 4 de la mañana cuando el organismo cambia al ritmo de día. Mi experiencia ha mostrado que el 95% de los pacientes sobreviven a estas complicaciones.

 

Para el 5% restante, este número podría llegar a reducirse en un futuro, y el punto crítico ser pasado a través de tratamiento de cuidados intensivos, en particular aquellos que sufren de complicaciones en el cerebro.

Si ahora sabemos que prácticamente en todos los cánceres resultarán síntomas cerebrales después de la solución del conflicto – ahora el paciente estará listo y aceptará de manera calmada los dolores de cabeza temporales, el vómito, la sensación de mareo o la visión doble, etc. como síntomas de curación y no será más, lanzado hacia ataques de pánico. En la mayoría de los casos, todo transcurrirá sin consecuencias serias.

Los médicos tienen que considerar las muchas complicaciones posibles que puedan presentarse tal como en cualquier otra ”enfermedad“: una tarea con la cual tratar.

 

Debemos recordar constantemente, ¿de qué sirve que el paciente no muera debido al cáncer sino debido a una complicación que el cuidado profiláctico pudo haber prevenido? La muerte es final.

 

Casi todos los pacientes que fueron a verme eran aquellos calificados como casos sin esperanza por la medicina convencional. Y estuve forzado a ver sucumbir a muchos pacientes a sus enfermedades, pacientes que no pude ayudar más en ese punto, con los precarios medios disponibles porque mis antiguos colegas eligieron no apoyarme. Muchos de esos pacientes no tuvieron que haber muerto.

 

Estoy convencido de que si tan solo algunos de mi antiguo grupo, en particular colegas especializados en neurocirugía y en cuidados intensivos, hubieran contribuido con su habilidad, hubiésemos sido capaces de manejar estas complicaciones en un tiempo muy corto.



Medidas Terapéuticas

Las medidas terapéuticas en la GNM ocurren en 3 niveles (ver ”Pasos de la Terapia en la GNM“):

  • Nivel psicológico: terapia psicológica práctica, basada en aproximaciones de sentido común

  • Nivel cerebral: observación del progreso y terapia de las complicaciones cerebrales

  • Nivel orgánico: terapia de las complicaciones orgánicas

Cuando se inicia la terapia, debemos tener en mente que todo lo que pasa en el organismo ocurre simultáneamente y en una forma sincronizada. Bajo ninguna circunstancia debemos estar tentados a dividir la Nueva Medicina Germánica® en subespecialidades, con alguien a cargo del cuidado del alma, otro del cerebro y un tercero de los órganos. Como regla, debemos distinguir entre la fase activa del conflicto - (fase ac) y la fase de curación (pos-conflictolisis, fase pcl).

 

Si el individuo se encuentra todavía experimentando el conflicto activo, el choque del conflicto ó SDH debe ser determinado en orden de saber la duración máxima del conflicto, el contenido del conflicto y su manifestación en los órganos. Más aún, es muy importante identificar el progreso del conflicto, en particular su intensidad, de manera que se pueda evaluar la masa del conflicto apropiadamente.

Es igualmente importante saber si el paciente es zurdo o diestro, y cual es su estado hormonal actual: por ejemplo, si la paciente femenina se encuentra en la madurez sexual o si ya ha entrado a la menopausia, o si ella toma anticonceptivos.

 

Lo mismo aplica, mutatis mutandis, a los pacientes masculinos.



Solución del Conflicto

Las soluciones para los conflictos – se deben encontrar junto con el paciente. Entre mejor desarrollada se encuentre la intuición del terapeuta y más pronunciado esté su sentido común, más fácil será asistir al paciente en encontrar una solución real y práctica o intelectual al conflicto.

 

En mi opinión, una solución de conflicto elegida por el paciente parece ser la más benéfica porque él estará completamente de acuerdo. El paciente será capaz de vencer su conflicto de pánico solo si es tranquilizado y liberado de la preocupación, tal como cualquier animal que vence su pánico tan pronto como siente o ve a su guarida, su nido, su madre, rebaño, grupo, otros animales, etc.

 

Los sedantes de cualquier tipo no solo distorsionan el cuadro completo sino que pueden involucrar el riesgo de tornar un conflicto activo agudo en un conflicto pendiente subagudo. Cualquier tipo de agitación es también muy peligrosa y debe ser evitada porque los eventos molestos o perturbadores, así parezcan triviales, pueden escalar y accionar un nuevo conflicto o una recaída de conflicto en cualquier momento.

Cuando el conflicto del paciente ha sido resuelto, es importante llevar a cabo una tomografía computarizada cerebral tan pronto como sea posible debido a que la inminente crisis epileptoide puede accionar una complicación la cual debe de ser tratada en adelante. En el caso de un conflicto de pérdida de territorio, el potencial de un ataque cardiaco inminente debe de estimarse. El ataque cardiaco ocurre aproximadamente de 2 a 6 semanas después de la solución del conflicto.

Contra medidas apropiadas pueden aplicarse entonces si es necesario.

La CIRUGÍA en la GNM solo debe ser considerada si se estima apropiada, Ej. si el proceso de curación espontáneo natural tomará mucho tiempo y resultarán consecuencias severas para el paciente. Por ejemplo, el seno de una paciente femenina pudo haber sido dañado hasta el punto donde el curso biológico continuo ya no puede ser psicológicamente aceptable para el paciente.

Un tratamiento con MEDICACIÓN no es solo del dominio de la medicina convencional; en la GNM, desde luego, el uso de fármacos se restringe a prevenir y aliviar las complicaciones que aparecen durante el proceso natural de curación. No usamos medicación para tratar el cáncer, en contraste a la llamada aproximación quimioterapéutica, que no está nada lejos del exorcismo.

 

Me pueden preguntar, bueno, ¿cuál es exactamente el tratamiento terapéutico para una enfermedad cancerosa?

Un sabio y carismático médico sabrá inmediatamente a que me refiero. Sólo pregúntale a una madre cómo maneja la tristeza de su hijo. Sorprendida por esta pregunta, ella contestará que no sabe cómo, pero que siempre se las ha arreglado para reconfortar a su hijo y hacerlo feliz.

 

De manera similar, no puedo proveer reglas probadas y ciertas sobre cómo aproximarse a un paciente en un nivel ”psicoterapéutico“, y menos puedo hacerlo en términos de tratamientos de terapia para la familia del paciente, para su supervisor, sus colegas de trabajo o sus vecinos de forma que ellos puedan ”participar“, especialmente si son parte del conflicto. No sólo tratamos al paciente sino que también las personas en su ambiente deben de ser siempre alentadas para participar también. Si no, el paciente no puede ser ayudado.

 

Esto es prácticamente cuestión de habilidad y tacto del médico tratante. Pero a menudo, y Dios es mi testigo, los familiares del tío, el cuñado, ó el padre no están siquiera interesados en que el paciente continúe vivo, y que posiblemente se vean retrasadas las ”cuestiones de herencias“.

 

¡Aquí es donde la terapia verdaderamente tiene sus límites!

No hay necesidad de tener pánico en la GNM. Muy pocos conflictos sucesivos, especialmente los conflictos de pánico, son activados, porque habiendo el paciente entendido sus principios desde el inicio ó aún mejor, desde antes de que ocurriera su enfermedad, éste reaccionará muy calmadamente frente a los síntomas predecibles, en particular hacia aquellos encontrados durante la fase de curación. Contrariamente a las suposiciones comunes, él sabe que estos no constituyen enfermedades. El paciente sabe que cada proceso es parte de un programa biológico significativo especial activado por la Madre Naturaleza en su propio beneficio.

El paciente será capaz de entender qué está ocurriendo y por qué tiene que ocurrir y sabrá que el 95% de los pacientes tratados con la GNM sobrevivirán. Ciertamente, muchos de nosotros en algún momento u otro experimentaremos un nuevo conflicto y sufriremos un nuevo ”cáncer“, pero esto es parte normal de la vida, y no es una cosa tan mala, una vez que has entendido los principios de la Nueva Medicina Germánica®.

Algunos pacientes pueden dudar, en vista del hecho de que la aproximación en la terapia de la GNM no se sostiene de las (dudosas) creencias médicas convencionales. Desde luego, lógicamente la comprensión de los principios de la GNM dicta en un amplio grado qué tipo de terapia debería usarse.

La terapia de la GNM se asemeja lo más posible a lo que consideramos biológicamente lógico para los humanos y animales similares. No es una ”medicina que pueda ser tragada“ – como apropiadamente la describió un antiguo paciente. Esto no significa, claro está, que no empleemos medicación si la encontramos útil y buena para el paciente.

 

De hecho, toda medicación con un efecto sintomático positivo debe usarse para el beneficio del paciente, pero sólo después de habernos preguntado si el doctor se lo prescribiría a su propia esposa.

 

Regresar al Contenido

 


 

Verificaciones

 

Dr. Hamer:

Después de que di una conferencia en Viena en Mayo de 1991, un doctor me trajo una tomografía computarizada (TC) del cerebro de un paciente. Él me pidió, de parte de otros 20 colegas de la asistencia, entre los cuales había varios radiólogos, y especialistas en tomografías computarizadas, que les dijera qué condiciones tenía el paciente en su cuerpo y los conflictos correspondientes a aquellas. Solo un nivel me fue presentado, el nivel cerebral, y a partir de éste se suponía que yo tenía que derivar hechos acerca de los otros dos niveles.

 

Diagnostiqué entonces a partir de la TC un carcinoma de vejiga sangrante en la fase de curación; un carcinoma antiguo de próstata, una condición diabética, un carcinoma bronquial antiguo, y una parálisis sensorial de cierta área del cuerpo – y por cada uno de éstos el conflicto correspondiente que el paciente debió de haber experimentado.

 

En este punto el doctor se quedo parado frente a todos sus colegas y dijo,

"¡Dr. Hamer, felicidades! Cinco afirmaciones – cinco aciertos. El paciente tenía exactamente lo que usted dijo. Y más aún, usted pudo diferenciar lo que tiene él ahora de lo que tuvo antes."

(Entrevista con el Dr. Hamer, 1992)

Desde 1988, las "Cinco Leyes Biológicas" han sido probadas y verificadas por muchos médicos y asociaciones profesionales por medio de documentos firmados.

Algunos ejemplos:

1984: Dr. E. Mannheimer, MD (clínica cardiológica, Viena), Prof. Pokieser y Prof. Dr. Imhof (radiólogos), ambos de la Universidad de Viena, Austria, probaron en 8 pacientes los descubrimientos del Dr. Hamer sobre la correlación entre el ataque cardiaco, el conflicto territorial y las alteraciones en el cerebro en forma de los llamados Focos de Hamer.

 

Los resultados: Todos los ataques cardiacos ocurrieron después de que el conflicto territorial había sido resuelto.

 

1988: Univ. Prof. Dr. en Medicina Birkmeyer y el Dr. en Medicina Rozkydal (ambos en Viena, Austria) supervisados por 5 médicos, probaron la ”Ley del Hierro del Cáncer“ (Primera Ley Biológica) en 7 pacientes.

 

El resultado: 100 % de precisión.
 


1989: En una conferencia médica en Munich (Alemania), 17 doctores probaron las "Cinco Leyes Biológicas" en 27 pacientes.

 

Los resultados: 100% de precisión.
 

1990: 6 pacientes son probados en Namur (Bélgica) supervisados por 17 doctores en medicina.

 

El resultado: 100% de precisión.
 


1990: Durante una conferencia médica internacional en Burgau (Austria) 20 pacientes fueron probados, supervisados por 30 doctores.

 

El resultado: 100% de precisión.

 

1992: La Facultad de Medicina de la Universidad de Düsseldorf (Alemania) probó las "Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina" en 24 pacientes con cáncer.

 

El resultado: 100% de precisión.
 


1993: El Dr. en Medicina Willibald Stangl, presidente de la Asociación de Oficiales Médicos de Austria, probó la Nueva Medicina en 250 casos.

 

El resultado: 100% de concordancia con los descubrimientos del Dr. Hamer.
 


1998: La Facultad Médica de la Universidad de Trnava (Eslovaquia) probó a 7 pacientes con 20 condiciones médicas específicas en el Instituto de Oncología Santa Elizabeth en Bratislava y la unidad de Oncología del Hospital de Trnava. Como se estableció en la certificación oficial: El objetivo fue establecer si el sistema de medicina del Dr. Hamer podía ser verificado utilizando el método científico para mostrar que sus resultados son repetibles. Este ha sido el caso. (Trnava, 11.09.1998)

Debido a que la Nueva Medicina Germánica® está estrictamente basada en criterios científicos y es aplicable a prácticamente todas las enfermedades conocidas en la medicina, las Cinco Leyes Biológicas pueden ser probadas y verificadas en cualquier caso médico.

 

Considerando los tres niveles de nuestro organismo (psique, cerebro y órgano), somos capaces de investigar el desarrollo psicológico, cerebral y orgánico de una enfermedad en cada paso y cada fase (Segunda Ley Biológica).

 

El SDH (choque de conflicto), la fase activa del conflicto, la solución del conflicto, la fase de curación y la Crisis Epileptoide, pueden ser observadas junto con la formación histológica (Tercera Ley Biológica) y la presencia microbiana (Cuarta Ley Biológica) en los tres niveles al mismo tiempo. Estamos tratando aquí con lo que en ciencia se llama un sistema sobre determinado, donde si conocemos la condición de un nivel, podemos concluir la condición de los otros dos.

 

Es este sistema sobredeterminado el que separa a las Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina Germánica® de las muchas teorías de la medicina convencional.



por Caroline Markolin, Ph.D.,

 

 

 

 


 

 
 
  [umfrage]  
Publicidad  
   
Hoy habia 15 visitantes (78 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=